Antes de la pandemia, se estimaba que la gente usaba el transporte público 34 millones de veces cada día laboral. Y es que antes de convivir con el Covid, ir a trabajar en transporte público era una parte quintaesencial de la vida.

Pero lo que hace de meterse en un vagón atestado de desconocidos una experiencia única, es lo inesperado. Los colores, los olores, las miradas, las conversaciones... todo. Lo bueno, lo malo y lo raro.

Así que cuando James Felton, guionista de comedia con 278500 seguidores en twitter, preguntó a la gente "¿Qué es lo más raro que habéis visto en el transporte público?", fue muy natural que mucha gente tuviera algo que contar al respecto.

Prepárate para ver lo que ocurre tras las puertas de los vagones de trenes, metros y autobuses, donde lo que ves no se olvida.

Image credits: JimMFelton

Hablamos con James Felton, autor del libro “52 Times Britain was a Bellend.” Recordó un incidente que le hizo sentir muy raro en el tren y decidió preguntar a sus seguidores si les había pasado algo similar.

"Pensaba en lo raro que era coger el metro todos los días, sentarme felizmente, y recordé a ese hombre que sacó una patata asada de su maletín, sin envolver ni nada, y comenzó a comérsela como si fuera una pera jugosa, y me preguntaba si habría más historias similares."

"Estoy seguro de que todos los usuarios del transporte público tiene historias así o peores. Es lo que ocurre cuando embutes a media humanidad en una lata 2 veces al día durante 5 días a la semana."

See Also on Bored Panda