ADVERTISEMENT

A menudo escuchamos que “el amor traspasa cualquier frontera”; lo cierto es que el corazón puede acelerarse estando a miles de kilómetros de casa y no hay nada que se pueda hacer para evitarlo. En un encuentro fortuito, dos personas que nunca hubieran esperado cruzarse en un mismo lugar podrían descubrir juntos una conexión inexplicable.

ADVERTISEMENT

Este es el comienzo de muchas historias de amor entre personas de diferentes países y culturas que logran conocerse gracias a un viaje que lo cambia todo. Algunos deciden quererse a la distancia, otros se arriesgan a cambiar de aires y apostar a la pareja y a una nueva vida en un nuevo país.

Así lo hizo esta mujer rusa, quien durante su viaje por el interior de Indonesia perdió el pasaporte pero ganó un marido. Verónica se encontraba recorriendo el país asiático cuando conoció a quién sería su futuro esposo, Ino, un hombre oriundo de Bali, una paradisíaca isla indonesia. El flechazo culminó en casamiento y se coronó con un hijo. 

Más información en: Instagram

Verónica con su marido balinés Ino y su hijo Mishka

Créditos de la imagen: vero_bule

#1

Comida Picante

Comida Picante

Situación habitual en Bali: pides deliberadamente en una cafetería que te preparen un plato poco picante, y te encuentras grandes trozos de guindilla en el plato. No es descuido del cocinero (aunque ocurre también), sino la variedad de guindilla.
 
Parece un chile clásico: la vaina roja estrecha y larga se llama cabe besar (chabe grande). Este chile no es picante para el gusto balinés y por eso se pone generosamente en todos los platos. Y el auténtico está en la foto. Es diminuto y como un pimiento magullado del tamaño de una uña. Se llama cabe kecil, pequeño chabe. Estos pimientos se utilizan para medir el picante de los platos en los cafés locales: de 0 a 10 piezas por ración. Al menos en algún sitio he visto la opción de 20 piezas.
 
Mi norma es una guindilla pequeña por plato grande. Si hay dos guindillas me salen lágrimas de los ojos. Tres guindillas... y empiezo a tener hipo, tan fuerte que no puedo tragar otro bocado. Cómo aguantan los indonesios diez guindillas en un plato es un misterio. Incluso cuando se tragan de un trago, ¡sigue siendo imposible!
 
Por cierto, un consejo: después de una comida picante, no hay que beber agua, sino algo dulce. Por ejemplo, un té helado. Así la sensación de ardor en la boca desaparece mucho más rápido.

vero_bule Reportar

ADVERTISEMENT

La familia se instaló en Bali y podemos conocer mucho de la vida allí gracias a lo que Verónica ha compartido en su blog Asia sin Photoshop y en Instagram. Además, en su blog se dedica a escribir información y datos curiosos de varios países asiáticos. Según lo que ha publicado en Instagram, hoy en día, la mujer está divorciada y se encuentra residiendo en Batumi, capital de la república georgiana de Ayaria, junto a su pequeño hijo.

A través de sus publicaciones, la mujer nos ha hecho adentrarnos en los estándares y costumbres indonesios. Habló de los cánones de belleza, de las expectativas hacia las amas de casa, la vida de los niños, la alimentación, el trabajo, los choques culturales que experimentó y otras curiosidades.

ADVERTISEMENT

Ella se llevó varias sorpresas, como que era considerada una belleza para los balineses y al mismo tiempo una mala ama de casa. Tuvo algunos disgustos por la interferencia de la cultura balinés con respecto a la educación de su hijo y debió hacerle frente a otra mentalidad cultural y problemas estructurales como el patriarcado. Además, los constantes terremotos y la falta de un cambio de estaciones se la pusieron difícil. Aun así, ha destacado cualidades del lugar, la diversión y la libertad de ser como uno quiera, por ejemplo. 

ADVERTISEMENT
#2

Menstruación

Menstruación

"Causas místicas": Esta es la categoría en la que los balineses sitúan la menstruación. No es broma, vi con mis propios ojos un cartel que decía que estaba prohibido que las mujeres entraran en el templo durante la menstruación y por otras "razones místicas" ¡Y que las transgresoras serían castigadas! Me pregunto cómo.

Pero hablando en serio, en el hinduismo balinés (como en muchas otras religiones) una mujer que menstrúa se considera impura. Por eso está prohibido que una mujer durante su periodo participe en ceremonias, visite el templo y haga ofrendas. Por desgracia, no se la exime del resto de tareas domésticas. Discriminación por la cara, claro: puede llevar pesadas cestas en la cabeza, pero no puede ver la ceremonia en el templo.
 
En Indonesia los tampones son difíciles de encontrar, salvo en los supermercados europeos, a 8 dólares el paquete. Y las copas menstruales sólo se pueden comprar por Internet...

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
norarodriguezc_ avatar
Nora Rodriguez c.
Miembro de la comunidad
Hace 1 año (edited) DotsCreated by potrace 1.15, written by Peter Selinger 2001-2017

No me sorprende, para casi todas las religiones, tener la menstruación es uno de los peores crimenes de una mujer. Y curiosamente en las sociedades y religiones dominadas totalmente por hombres, la menstruación es un tabú, es castigada y demonizada a pesar de que es un simple proceso biológico que no podemos controlar y es básicamente...sangre, no veneno. Es como si nos castigaran por sudar u orinar

ADVERTISEMENT
#3

Dar A Luz En Bali

Dar A Luz En Bali

Lo más duro de dar a luz en Bali son las visitas. Es costumbre que TODOS los familiares visiten al recién nacido en su primer día de vida. Le pedí a mi marido que, en la medida de lo posible, limitara este flujo interminable de visitas. Así que sólo tuvimos a dos abuelas, al abuelo, a tres tíos de Ino con sus mujeres, a una prima con su marido, a otra con su marido y su hijo, y a un primo con su mujer y sus tres hijos.
 
Mientras la madre y el bebé aún están en el hospital, el padre recoge la placenta del médico y la lleva a casa. Allí la lava cuidadosamente con jabón y un cepillo, reza y la entierra en el patio de la casa. Se coloca una valla para proteger el lugar y durante los tres meses siguientes se encenderá una bombilla sobre la valla y se cambiarán las ofrendas a diario. La valla se retira después, pero el lugar sigue siendo sagrado. Eso significa que también hay que poner ofrendas allí. Los balineses creen que la placenta enterrada también forma parte de la familia, como un hermano invisible o un ángel de la guarda. Y que el bebé tiene una relación mística con él.

vero_bule Reportar

Verónica ha apreciado la vida lejos de su casa y se ha llevado valiosas experiencias y un hijo en el camino. Todas las personas aventureras tienen grandes historias que contar y esta es solo una de ellas, ¿cuál es la de ustedes?

Las relaciones de parejas internacionales tienen tantos sus retos como beneficios. Cuando se decide por el lugar de residencia y uno de los dos debe abandonar su país de origen, el peligro del desarraigo está latente durante el proceso de adaptación y el tiempo venidero. Uno debe desprenderse de todo lo que lo une a su lugar y comenzar de cero, lo que puede llevar a dificultar su estadía. Puede existir un desequilibrio, ya que una persona es la que deja y la otra no. Además, se pueden presentar problemas de carácter práctico y burocrático, según las reglamentaciones de cada país.

El peso de haber dejado atrás una vida y tener que adaptarse a un entorno completamente nuevo puede ser difícil de sobrellevar y sobrecargar, por ende, la pareja. En el otro extremo, el que da la bienvenida a su país, debe cumplir con la enorme tarea de ser un lugar seguro y acogedor para que la otra persona logre adaptarse.

#4

Etiqueta Y Visitas

Etiqueta Y Visitas

Cuando Mishka y yo paseamos por nuestro pueblo, siempre pasamos por delante de un enorme montón de arena negra junto a la casa de alguien. Y Mishka siempre se sube a él. Y al oír el ruido la señora siempre sale de casa y nos invita a tomar un café. Normalmente al café le seguía la frase "makan, makan". Se sugería una comida.
 
Una respuesta educada a esta oferta sería "ya he comido". Por supuesto, se podía decir que sí, pero esto no es aceptable en la etiqueta balinesa. Y si estás cansado de ser un invitado, no puedes decir "oh, me tengo que ir" e irte, porque no se te puede molestar con algún asunto urgente en Bali. Tienes que esperar a que la conversación termine lentamente y luego esperar un par de minutos de silencio antes de decir "me tengo que ir". Eso sí, ¡asegúrate de que nadie esté comiendo en ese momento! Irse antes de que el anfitrión u otro invitado termine es de mala educación.

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#5

Ofrendas

Ofrendas

Los balineses hacen muchas ofrendas. MUCHAS. Literalmente, para todas las ocasiones. He aquí una breve lista:

-Día del Silencio (también conocido como Año Nuevo balinés).

-Aniversario de la construcción de una casa.

-Aniversario de la compra de un coche.

-Aniversario del templo (todo el pueblo lo celebra durante una semana entera).

-Día del Conocimiento.

-Día de los Objetos de Hierro.

-Día del Árbol y la Mascota.

-Galungan y Kuningan: diez días de fiesta para celebrar la visita de los familiares fallecidos.

-Ocasiones familiares para ceremonias: boda, nacimiento o adopción de un hijo, crecer, construir una casa, comprar un coche o una moto. Además de un montón de "celebraciones" de bebés según la edad.

-Los funerales son una historia aparte. Es el ritual balinés más caro. Naturalmente, también requieren una montaña de ofrendas.

-Y por último, he aquí una pequeña lista de situaciones de fuerza mayor que también requieren ceremonias especiales: coronavirus, fantasmas, un gato en la carretera, una pierna rota, una rodilla magullada... No es broma.

vero_bule Reportar

Para intentar encontrar un mejor balance es vital el diálogo continuo y el entendimiento, además de estar seguros de estar haciendo lo que realmente deseamos al dar el paso de mudarse. También es importante el respeto hacia la cultura del otro, buscar integrarse y formar vínculos por fuera de la pareja, incluso con gente en situaciones parecidas y tener un proyecto personal. 

Más allá de los obstáculos que se puedan presentar, estar en pareja con alguien de otro país y mudarse a su lugar de residencia también tiene sus beneficios. Según un estudio publicado en 2017 por la Escuela de Negocios de Columbia, las relaciones multiculturales potencian nuestra creatividad, es decir, nuestra capacidad de crear ideas nuevas. Es que en este tipo de vínculos existe un intercambio y aprendizaje cultural constante entre sus miembros, lo que los lleva a ser mentalmente flexibles y a utilizar el pensamiento lateral para resolver los desafíos que se les presentan. Según la psicóloga Nuria Codony, “el hecho de tener una pareja procedente de otro país nos traslada a ese contexto novedoso para nosotros, jugando un papel importante la motivación, que hace que nos acerquemos con mayor interés a esa cultura desconocida y nos empapemos de ella”. Además, mudarse a otro país puede ser una excelente oportunidad para aprender un nuevo idioma, hacer nuevos amigos y ampliar nuestros horizontes profesionales.

¿Ustedes, qué opinan, queridos Pandas? ¿Se animarían a dejar su tierra natal por amor? ¿Vivieron o conocen alguna historia como la de Verónica? ¡No podemos esperar a que nos cuenten sus experiencias! ¡Los leemos en la sección de comentarios!

#6

Peleas De Gallos

Peleas De Gallos

El entretenimiento más popular de los balineses es el "tajen", las peleas de gallos. En uno de cada dos patios hay jaulas con estas ruidosas aves. Se les entrena a diario: erizándoles las plumas, enfrentándolos entre sí, etcétera. El adiestramiento de gallos es una ciencia.
 
Los combates en sí son bastante aburridos, eso sí: todo pasa demasiado rápido. Se sueltan dos gallos en la arena, cada uno con una cuchilla afilada atada a la pata. Saltan el uno sobre el otro y tratan de hacerse el mayor daño posible. Cuando un gallo casi ha ganado y el otro está casi muerto, se les mete en la misma jaula. El primero gana definitivamente y el segundo puede ser troceado inmediatamente para hacer sopa. El cadáver, por cierto, siempre es para el ganador. Todo esto dura sólo unos minutos, mientras tanto la siguiente pareja ya se está preparando para la lucha a muerte.
 
Así pues, las peleas de gallos no tienen nada de especialmente espectacular. El secreto de su popularidad son las apuestas. ¡Los balineses apuestan muchísimo! A la espera de conseguir fortuna, no sólo pierden dinero, sino también bicicletas, coches e incluso hectáreas de arrozales. 

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#7

Extranjeros

Extranjeros

¿Qué piensan los balineses de los "boules" (turistas de cara blanca)?
Nada. Nada de nada.
 
Aparte de la idea popular de que todos los blancos son muy ricos, a los balineses en general les importan un bledo las demás nacionalidades y orígenes culturales. Aunque en nuestra familia hay un extraño estereotipo: Se piensa que todo les (nos) sienta bien. Cualquier estilo, cualquier color. Así que no importa lo ridículamente cursis que sean los pantalones cortos que pido en el aliexpress local, mi suegra siempre me llama jegeg. En balinés significa "chica guapa".

En cuanto a la mera curiosidad humana y el interés general por el mundo fuera de Bali, es muy extraño. El frío, la nieve, las hojas que caen, el metro, el permiso de maternidad de tres años, las escuelas y clínicas gratuitas, la cura para la principal enfermedad de 2020... nada de esto sorprende tanto a mi familia como una puesta de sol a las diez de la noche. En Bali la puesta de sol es siempre sobre las siete y media.
 

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#8

Frutas

Frutas

Los balineses solo comen fruta de vez en cuando. La idea de que no todas las frutas son igual de buenas está muy extendida. ¡Algunas son incluso perjudiciales! Por ejemplo, la papaya, la sandía o la guayaba son útiles. Se dice que ayudan con los problemas estomacales.

En cambio, el mango, la uva, el mangostán, el longan y el durian son frutas malas, sobre todo en grandes cantidades. Esto se debe a que provocan "fiebre interna". Para mí sigue siendo un misterio qué tipo de fiebre es. Nadie puede explicarlo.

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
ADVERTISEMENT
#9

Cómo Era Bali Hace 50 Años

Cómo Era Bali Hace 50 Años

Hace 50 años en Bali:

-El arroz era un manjar. La gente comía sobre todo unas batatas secas y al vapor llamadas sela.

-La gente no trabajaba por dinero, sino por comida.

-No había uniforme escolar. Si no venías desnudo, era algo bueno. Además, por razones de seguridad, la ropa no se lavaba, sino que se llevaba hasta que se deshacía.

-Los niños recogían chatarra y papel para cambiarlos en un chamarilero de paso por juguetes. La mercancía más valiosa era una olla agujereada.

-La basura se tiraba en la selva. No ha cambiado mucho desde entonces, salvo la propia basura. Había hojas y ahora hay bolsas.

-Podías tener varias esposas. Aunque ahora sigue siendo posible. En el hinduismo balinés, la poligamia está permitida. Pero las chicas se casaban cuando tenían 15 o 17 años. Y sus maridos eran mucho mayores. No puedo decir nada sobre el amor, pero sospecho que no se tenía en cuenta en aquella época. Ahora no es así, por supuesto. Aunque sí se dan matrimonios concertados: en castas altas o, por el contrario, en pueblos con un modo de vida muy tradicional. Ahora la gente se casa a los 25-30 años, y la mujer suele ser un par de años mayor que el marido. No sé cómo explicarlo, pero la mayoría de las parejas tienen esa diferencia de edad.

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#10

Ir Al Retrete

Ir Al Retrete

Me llevó mucho tiempo acostumbrarme a que en Bali (y en Asia en general, supongo) todos los procesos de ir al baño no se consideran indecentes. Es decir, sigue siendo algo íntimo, pero sentado con un amigo en una cafetería, puedes decir simplemente: "Tengo que hacer caca". Y luego volver y decir: "¡Vaya, no sé lo que he comido, pero he tenido una diarrea!" Y nadie dirá nada.
 
En casa pasa lo mismo. Al principio me escandalizaba cuando alguien se sentaba en el sofá, luego se levantaba, se estiraba y le decía a todos los presentes (y a nadie en particular al mismo tiempo): ¡Tengo que hacer caca! Y ahora no pasa nada.
 
Por cierto, aquí no puedes encontrar papel higiénico naranja con aroma a melocotón. Todo el papel es de doble capa, blanco, no demasiado suave, pero no te araña el culo.

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#11

Bakso

Bakso

La comida callejera más popular de Bali (y probablemente de toda Indonesia) es el bakso: Bolas de carne en un caldo con salsa picante, fideos, hierbas y patatas fritas flotando en él. También se puede comprar bakso en un varunga o en un kakilima, un carrito ambulante.
 
El diseño del carrito se ha perfeccionado durante décadas: Encima hay patatas fritas, fideos a medio cocer y hierbas picadas. Debajo del "mostrador" hay un barreño con agua en el que flotan cucharas y platos (una especie de fregadero portátil). Al lado hay una bombona de gas. Se necesita para calentar una enorme cuba de caldo caliente. Encima hay una rejilla, sobre la que reposa la cuba. A menudo, el bakso simplemente flota en la sopa. Las salsas caseras en botellas de limonada completan la comida.
 
Una ración de bakso cuesta unos 0,7 dólares. Así que esta es la comida callejera más asequible que hay. Si estás en Bali, deberías probarlo, pero mejor lleva tu propio plato al vendedor. Porque su "lavavajillas" no inspira confianza.

Li Tsin Soon Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#12

La Noche De Shiva

La Noche De Shiva

Shivaratri es la noche de la absolución. No se me da bien la mitología hindú, así que no puedo decir exactamente cuál es el trasfondo religioso de esta festividad. Algo sobre Shiva.
Se cree que los espíritus malignos hacen estragos en la noche de Shivaratri. Hay que pasar toda la noche en el templo, permanecer despierto y rezar para evitar que estos espíritus se apeguen a la gente. Y por la mañana, antes de que salga el sol, hay que darse un chapuzón en el agua. Los balineses de la costa se bañan en el océano, y los de la montaña (como nosotros), en el río. Todos tus pecados son perdonados. En teoría.
 
En la práctica, Shivaratri es un festival para los jóvenes. Los mayores rara vez están dispuestos a festejar toda la noche, así que dejan fácilmente que su prole "vaya al templo". Ahora piensa en ti mismo cuando tenías 15-20 años e imagina que tienes el permiso oficial de tus padres para no volver a casa hasta por la mañana.

En realidad, los jóvenes sí van al templo y a veces incluso hacen una "peregrinación" y visitan varios templos. Pero conviene recordar aquí que los templos balineses no tienen nada que ver con un templo en el sentido habitual de la palabra. Son más bien espacios públicos donde pasear, charlar, fumar, jugar a las cartas y celebrar peleas de gallos. Beber, ir al baño (y exponer las partes pudendas en general) y morir son las únicas actividades consideradas impuras.
Así que los adolescentes están más que encantados de ir a una fiesta así toda la noche. Les gustaría verse a sí mismos y a los demás, y tal vez incluso encontrar pareja. Esa es la noche en que los padres de Ino se conocieron, por cierto.

Benutzer:Rubi1983 Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
victor-gmm83 avatar
victor garcia
Miembro de la comunidad
Hace 12 meses DotsCreated by potrace 1.15, written by Peter Selinger 2001-2017

Todo esto me choca un poco porque la religión oficial es el islam y además es un país bastante estricto con ello. Preguntar por una cerveza en la gran mayoría de los convinis puede recibirse como un insulto. No digo que no conviva con el hinduismo, cristianismo y el budismo; pero en mi opinión da una imagen no realista

See Also on Bored Panda
#13

Rituales cotidianos

Rituales cotidianos

Algunos podrían llamarlos ceremonias, pero son más bien hábitos útiles, gracias a los cuales los balineses llevan siglos conviviendo pacíficamente con los espíritus.
 
El concepto es sencillo: compartir. Siempre que se cocina arroz, hay que alimentar a los espíritus enrollando una hoja, poniendo un poco de arroz en ella y llevando la bolsa al templo. Como aquí los espíritus están por todas partes, no basta con tener una sola de estas ofrendas. Para nosotros, por ejemplo, hacen falta unas diez.
 
Contando tres por los tres templos de la casa, uno por la puerta, uno en la cocina, uno en la arrocera y uno en la bolsa de arroz. Y, por supuesto, no hay que olvidar a los espíritus de la placenta enterrada. Es fácil de contar: todos los hombres de la familia más todas las chicas solteras. Un montón para cada uno. Así que cuando cocines arroz, tienes que asegurarte de que no se te escapa el número.

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#14

Festividades

Festividades

Hace poco hubo una gran fiesta en nuestro pueblo. Le pregunté a Ino y dijo que es una celebración del cuarto mes del calendario balinés. Le pregunté a mi suegra: ella dice que es el cumpleaños de la aldea. O quizás es el aniversario del templo principal del pueblo. No entendí muy bien. La celebración duró una semana.
 
Pusieron palos de bambú de hojas de palmera cada diez metros a ambos lados de la carretera principal. Y los más bonitos (como en la foto) los colocaron cerca del templo. 
 
En casa hacíamos todos los días elaboradas ofrendas de fruta, magdalenas, hojas de palma y pollos fritos, que luego llevábamos al templo, y recogíamos por la noche después de la ceremonia. Para que tener algo que comer.
 
La celebración propiamente dicha comenzó con el traslado de cuatro deidades de un templo a otro. Las metieron en enormes cofres dorados y las llevaron en camillas. Se trata de una carga pesada, por lo que los portadores (seis hombres) cambiaban literalmente cada minuto, ¡en plena marcha! Así que la deidad dentro de la caja temblaba bastante. Pero así es como debe ser: todo este temblor representa la trama de alguna antigua epopeya (tal vez incluso del propio Ramayana), en la que el protagonista monta un ciervo.
 
Después de que los hombres con la deidad llegaran al templo, comenzó la ceremonia propiamente dicha, que los turistas y extranjeros en general no podemos presenciar.

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#15

Funerales

Funerales

Un funeral en general es el acontecimiento más importante en la vida (?) de un balinés. Y la ceremonia más cara. Porque pasa por varias etapas, cada una de las cuales va acompañada de una tonelada de homenajes. Primero se prepara el cuerpo para la cremación, luego se lleva a cabo la cremación propiamente dicha, después se arrojan las cenizas al océano (para que el alma se disperse un poco), luego se la llama y se deposita en su templo natal. Entonces puede que finalmente se reencarne en algún bisnieto.
 
¡Este proceso puede durar años! Hasta que llega el día, hasta que se recauda el dinero... Pueden pasar meses entre el fallecimiento y la incineración. En ese caso, el difunto es enterrado en un cementerio provisional. Cuando se ha reunido el dinero para la ceremonia, el difunto es exhumado y enterrado. Pero si el difunto ha muerto de covid, se le incinera en las veinticuatro horas siguientes, y todos los rituales posteriores, se hacen a posteriori.

vero_bule Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
ADVERTISEMENT