¿Sabéis ese momento en las bodas cuando la pareja que se va a casar se ve por primera vez con sus elegantes ropas para la boda? Se considera algo importante y suele estar lleno de lágrimas de alegría y muchas fotos. Elizabeth Gardner imaginó ese momento, ese “primer vistazo” de una forma algo distinta: lleno de risas en vez de lágrimas.

La novia decidió aparecer con un disfraz de tiranosaurio. Lo hizo por dos razones: para ver la cara que ponía su novio en la boda, y por otra más personal. “El nombre de soltera de mi madre, y mi segundo nombre, es Rex,” dijo la novia a Huffington Post. “Así que pensé que sería divertido llevar el disfraz el día que dejo de ser Rex / Hundley para ser Gardner.” Los organizadores de la boda, Jon Clark Weddings, compartieron un vídeo mostrando la reacción del novio en el evento, y no tiene precio. Puedes verlo aquí debajo.

Más información en: Jon Clark Weddings (via: someecards, huffingtonpost)