Es un momento emotivo cuando tus pequeños al final vuelan del nido, se van de casa de la familia y empiezan a formar su propio hogar. Bueno, es emotivo cuando ocurre… que no siempre ocurre.

Parece ser que en zonas de Europa, EEUU y Australia, cada vez más jóvenes eligen quedarse viviendo con sus padres y emanciparse más tarde de lo normal.

“Más y más familias necesitan combinar sus sueldos para permitirse las necesidades básicas: hogar, comida, sanidad y acceso a una educación. La necesidad económica hace que los jóvenes se queden (o vuelvan) a casa de sus padres, y también que muchos adultos más mayores se muden a casa de sus hijos adultos,” comentó Andrea Breen, de la Universidad de Guelph.

Más y más jóvenes occidentales se quedan a vivir con sus padres en vez de emanciparse

Image credits: DGLimages

Entre los países donde los jóvenes se quedan más tiempo con sus padres están Montenegro, Croacia, Eslovaquia e Italia

Image credits: Eurostat

Según los datos de Eurostat de 2018, la edad media en la UE de emancipación, es con más de 25 años. Los que antes se marchan de casa son los daneses, los fineses y los suecos.

En el otro extremo, la edad media de emancipación de los jóvenes de Montenegro es a los 32,8 años, los croatas a los 31,8, los eslovacos a los 30,9 y los italianos a los 30,1 años.

Los europeos acaban viviendo más tiempo en casa de sus padres, como hace décadas

Image credits: DrewDeSilver

Image credits: eyeonhousing

No juzgamos a la gente que aún vive con sus padres, pero viendo a la edad a la que se marchan de casa, ya no son pequeños pajarillos aprendiendo a volar…
En The Guardian escriben que el número de jóvenes que viven con sus padres ha aumentado considerablemente en los últimos 20+ años. En 1997 el porcentaje de jóvenes británicos viviendo con sus padres era un 19,48%, y en 2017 era de un 25,91%.

La situación en similar en EEUU:

Image credits: Pew Research Center/NPR

Image credits: pewresearch

En EEUU pasa lo mismo: 1 de cada 4 californianos entre 25 y 33 años aún viven con sus padres. Y también en Australia: el 43% de los jóvenes entre los 20 y 24 años no se han emancipado, cuando en 1981 era un 36%.

Hay razones serias para este fenómeno, y no es culpa de los jóvenes: la estabilidad financiera y el poder permitirse una vivienda tienen mucho que ver.

Las razones por las que quedarse con los padres pueden ser financieras, pero hay otras también

Image credits: Pew Research Center

Según The Economist, un británico lo tiene muy difícil para comprarse una casa, ya que el precio se ha doblado en las últimas 2 décadas.

Otras razones son que los jóvenes tienen una relación seria más tarde en sus vidas, lo que significa que se marchan de casa más tarde. Centrarse en la carrera y posponer el formar una familia también tiene que ver. Pero también es importante un posible cambio de valores, en el que los jóvenes se preocupan más por sus familias.

Así reaccionó la gente ante estos datos: