En un mundo perfecto, empresas y clientes trabajarían juntos para completar las transacciones como está mandado. Pero eso no es así, y este carpintero llamado Abs Delfuego lo sabe bien. Hace poco tuvo que soportar un terrible encuentro con un niñato pedigüeño que usó todos sus trucos para mangonear a Abs y que le diera preferencia a su encargo.

El carpintero Abs Delfuego se enfrenta a clientes poco razonables “casi todos los días”

Image credits: speedoglyn1 (no es la foto real)

Pero este niñato pedigüeño fue mucho más allá

“Soy ingeniero, pero tengo un pequeño taller, construyo máquinas arcade personalizadas y cosas así, sobre todo para discapacitados. Mark es el jefe de la compañía que me contrata para construir cosas para las comunidad de discapacitados. Les ponen su marca y las venden,” dijo Delfuego.

Después, el mencionado Mark contactó con Abs para investigar la situación

“Tengo clientes poco razonables casi todos los días. La mejor forma de enfrentarse a ellos, en mi opinión, es ser educado pero despiadado, no mezquino,” añadió Delfuego.

Más tarde, esa misma persona volvió para disculparse, pero quedó claro que no había aprendido la lección

Abs cree que solo puedes hacer algo así si eres el dueño de tu negocio. Afirma que nunca contestaría así si trabajara para alguien. Ya que tiene muchos encargos (entre 20 y 30 al día) ha tenido 3 personas atendiendo a los clientes el año pasado. Ahora maneja él mismo las comunicaciones. “Siempre comienzo educadamente. Pero cuando se vuelven chulos o arrogantes, les hago callar. Ya estoy bastante ocupado con clientes amables, no necesito a estos capullos.”

Si quieres saber más sobre lo que hace Delfuego, visita su canal de YouTube.