La mano de Giuseppe Penone es tan fuerte, que puede estrujar árboles. Por supuesto, nos referimos a una escultura de bronce de su mano. Este artista italiano la colocó en un árbol en el centro de esculturas Nasher, en Dallas, en 1968. Tras pasar todas estas décadas, es mucho más espectacular.

Se titula “Continuerá a crescere tranne che in quel punto” (Continuará creciendo excepto en ese punto), y se hizo con un molde real de la mano y el antebrazo del artista. Giuseppe lo sujetó a un retoño de árbol, para que a través de los años el árbol creciera alrededor del metal. Ahora, parece que la mano está apretando la corteza con sus dedos.

“Siento al bosque respirando y escucho el lento e inexorable crecimiento de la madera,” escribió Penone en 1968. “Intento igualar mi respiración con la del mundo verde que me rodea, siento el flujo del árbol alrededor de mi mano colocada en su tronco.” Es difícil saber el impacto que el metal tendrá sobre el árbol a largo plazo, pero el contraste entre el frío metal y la madera orgánica es hipnótico.

(via: demilked, juxtapoz)

Giuseppe Penone comenzó este proyecto en 1968

Esta escultura de bronce se hizo con un molde real del brazo del artista

¡Y aún sigue ahí sujeta!