En Alberta, Canadá, hay unos estafadores que se dedican a vender gatitos previamente depilados como si fueran los carísimos gatos sin pelo de la raza Esfinge. Aunque al principio los gatos parecen muy similares a los esfinge, a las pocas semanas comienza a crecerles el pelo de nuevo, dejando a los dueños sorprendidos. Los pobres gatos fueron maltratados, sus bigotes arrancados y afeitados con cuchilla o crema depilatoria aún siendo crías.

“Pensaba que lloraba porque echaba de menos a su madre, pero probablemente era porque le dolía,” dijo JoAnne Dyck a CBC News, una de las compradoras de pagó 700$ por un gato esfinge. “Parecía un esfinge porque estaba muy, muy delgado y su cara era muy angulosa.”

Dyck se dio cuenta pronto de que el gato, a quien llamó Vlad, se comportaba muy distinto y no se llevaba bien con sus otros gatos esfinge, así que se lo vendió a otra mujer. “Estuvimos hablando los días siguientes sobre el gato, que no parecía calmarse. Así que lo llevó al veterinario y este dijo que tenía cortes en la piel causados por cuchillas y quemaduras por crema depilatoria o algo semejante,” dijo Dyck.

Los cortes de la cola estaban tan infectados que casi hubo que amputársela. Ahora Vlad está  sano y salvo, y aún vive con su nueva dueña.

(via: cbcnews)

En Canadá hay unos estafadores que se dedican a vender gatitos previamente depilados como si fueran los carísimos gatos sin pelo de la raza Esfinge

A las pocas semanas comienza a crecerles el pelo de nuevo, dejando a los dueños sorprendidos

“Pensaba que lloraba porque echaba de menos a su madre, pero probablemente era porque le dolía”

Los pobres gatos fueron maltratados, sus bigotes arrancados y afeitados con cuchilla o crema depilatoria aún siendo crías

Uno de los gatos quedó tan herido tras la depilación que casi hubo que amputarle la cola

Shayla Bastarache, una de las afectadas. Le vendieron al gato negro como si fuera un esfinge, por 650$