Ikea no tiene por qué ser siempre la respuesta cuando necesitas una estantería nueva. A veces, una rama que te encuentres caída por ahí te servirá. El artista chileno Sebastián Errazuriz encontró una mientras caminaba por la ciudad de Santiago y la transformó en una preciosa estantería.

La forma natural de la rama predeterminó la forma del mueble. Errazuriz la adaptó a sus necesidades torciéndola y lijando los bordes ásperos. También aplicó barniz por toda la rama, dándole un acabado negro suave y brillante. También añadió plataformas de cristal.

La estantería recibió el nombre de “Bilbao”, como la calle en la que fue encontrada. No es la primera vez que Errazuriz utiliza ramas para crear sus obras de arte, en su web puedes ver más trabajos suyos inspirados en la naturaleza. También, si quieres ver más estanterías creativas, puedes verlas aquí.

Más información en: meetsebastian.com | Facebook | Instagram  (via: designyoutrustmymodernmet)

Aquí tienes algunas obras suyas previas en las que también utilizó ramas de árbol: