Una tarde de Septiembre, Faye Lewis, estudiante en camino de convertirse en enfermera familiar, estaba rebuscando entre sus cosas con su madre, hablando de los problemas que encontraba mientras intentaba sacar su doctorado. Su madre la animaba a seguir adelante y no rendirse. Esa misma tarde, la estudiante encontró una bolsa de plástico con sus viejas identificaciones: “Me di cuenta de que mi nueva identificación tenía escrito que era Licenciada en enfermería, así que hice una foto, para animarme a mi misma.” Faye Lewis, que entonces tená 27 años, compartió la foto en Facebook para motivarse a seguir adelante en las primeras semanas difíciles de la escuela de postgrado.

Un día, Faye Lewis, que se esforzaba en sacar su doctorado, decidió intentar llevar más lejos su motivación

Image credits: Faye Lewis

“Me había pasado de todo, pero sabía que también podría con esto. No lo compartí para llamar la atención, solo quería la foto para motivarme durante el doctorado,” dijo Faye.

“Solo necesitaba recordarme lo lejos que he llegado. Ni en un millón de años pensaría que motivaría a otras personas a conseguir lo que quieren.”

Buscando entre sus cosas, encontró una bolsa con todas sus identificaciones del trabajo, y publicó una foto de ellas en Facebook

Image credits: Faye Lewis

Cuando Faye tenía 16 años, consiguió su primer empleo en KFC. Quería ayudar a sus padres y tener algo de dinero extra, pero… “Sabía que quería ser enfermera. Me encanta ayudar a la gente. Lo hago con toda la alegría de mi corazón.”
Faye siguió trabajando en KFC incluso al empezar la universidad, pero las cosas no fueron como planeaba: No sacó las mejores notas en un par de asignaturas y la rechazaron en la escuela de enfermería. Además, se quedó embarazada de su hijo AJ, que nació en 2010. Faye dejó la universidad y se mudó cerca de sus padres.

“No sabía que algo tan simple inspiraría a tanta gente”

Image credits: Faye Lewis

En esta época, ascendieron a Faye en el KFC como gerente, y consiguió otro empleo como parte del servicio en una residencia asistida. Con ayuda de un programa del gobieno llamado New Step, Faye pudo completar sus estudios como asistente de enfermería certificada y empezó a trabajar en el Centro Médico Conmemorativo.

“La gente me dice que la publicación les da esperanza”

Image credits: Faye Lewis

Al fin, Faye consiguió trabajar en un hospital, rodeada de sus modelos a seguir: enfermeras registradas. Inspirándose en ellas, Faye supo que tenía que seguir estudiando. Mientras seguía trabajando, se apuntó a un programa de Enfermería práctica autorizada y pudo completarlo en 9 meses. Pero no paró ahí, y de nuevo intentó conseguir su graduado en enfermería.

“Recé mucho y le pedí a Dios que me ayudara”

Image credits: Faye Lewis

Por desgracia, Faye se encontró con otro bache. “Muchos estudiantes pierden a seres queridos mientras estudian enfermería,” recuerda que le dijo un profesor. Y tristemente, unos días después, Faye perdió a su padre, 3 primos y a su perro en un incendio. “Cuando lo supe caí de rodillas. Mi madre consiguió salir viva de milagro.” En estas trágicas circunstancias, muchos se habrían rendido, pero no Faye, “Tenía una familia que me apoyaba y sabía que mi padre no querría que lo dejara.”

“Mi familia me apoyó mucho y me ayudó a hacerlo posible”

Image credits: Faye Lewis

Fue duro, Faye trabajaba de enfermera por la mañana y en el KFC por la tarde, y aún estudiaba y criaba a su hijo pequeño, mientras intentaba superar la pérdida de sus familiares. En 2014 consiguió su graduado en Enfermería y se metió en la escuela de postgrado, que consiguió terminar en 2016.

“Lo hice a pesar de todo”

Image credits: Faye Lewis

Hoy, está estudianto el doctorado para convertirse en enfermera de familia certificada. La determinación y pasión de Faye Lewis ha inspirado a miles de personas para perseguir sus sueños.

“Probablemente no habría elegido este viaje. Pero es el mío, mi viaje. Y lo acepto.”

Image credits: Faye Lewis

“Sigue intentándolo. Nunca te rindas y se siempre positiva a pesar de todo,” dice Faye. Si hay algo que hemos aprendido de ella, desde luego es a permanecer positivos sin importar lo que te arroje la vida.