Allá por 1997, la fotógrafa Beth Yarnelle Edwards comenzó un proyecto en su zona de California buscando documentar la vida diaria de las familias suburbanas estadounidenses.

El proyecto comenzó como una respuesta a su propia insatisfacción con su vida en los suburbios, así que quiso descubrir que era lo que la hacía tan agradable para otras muchas personas. “Me sentía aislada y atrapada, pero la gente a mi alrededor adoraba estar ahí,” dijo a la revista Time.

Como ya conocía a los sujetos, fue capaz de conseguir una ojeada auténtica a su vida casera y sus rutinas y hábitos diarios, sus esperanzas, sueños y miedos. Hizo largas entrevistas a la gente para crear un cuadro completo de esas vidas que a menudo se pasan por alto.

20 años después, tras muchos cambios en su propia vida, volvió a su viejo vecindario para visitar de nuevo a algunos de esos sujetos originales y revivir el proyecto. Es fascinante ver cómo ha cambiado la gente físicamente, sobre todo los niños que se han convertido en adultos. Pero Beth quedó sorprendida de lo estable que puede ser la vida de algunas de estas familias, ya que muchas cosas no habían cambiado. “Esta población debe tener algún tipo de bendición. Así no es como viven en las grandes poblaciones.”

Aquí debajo puedes ver algunas de las fotos del proyecto de Beth, dinos lo que piensas en los comentarios.

Más información en: Website | Instagram

La fotógrafa Beth Yarnelle Edwards, famosa por su proyecto Suburban Dreams se ha embarcado ahora en la misión de recrear las fotos con las mismas familias 20 años después

Lilah en 2004 y 2016

“Ahora estoy en el instituto y es la primera vez que estudio online porque mis horarios de ballet no me permiten estar ahí presencialmente. Hago ballet de 8 a 16 horas. Mis padres se divorciaron y ahora estoy en San Francisco con mi padre, mientras que las fotos se tomaron en Brisbane con mi madre. Trabajo con ella los fines de semana, en su galería de arte.
El cambio más grande fue decidir que quería ser bailarina profesional, y el divorcio de mis padres. En cuando a las cosas pequeñas, ahora sé conducir y hablar español.” — Lilah

Niki, Rita, y Lucia en 2000 y 2017

“Crecimos con padres cuya prioridad era la familia, y se aseguraron de que tuvieramos una relación cariñosa las unas con las otras. Ahora somos las mejores amigas. Nuestros padres aún viven en la casa en que se casaron en 1975. Cenar juntos era los más importante, cuando hablábamos de clase o del trabajo, nos reíamos, quejábamos, peleábamos o compartíamos consejos.
Tenemos suerte de tener a nuestros padres y cómo nos han criado. Crecimos en un ambiente en que la verdad era valorada, junto a la educación, la comunidad y la familia.” — Niki

Erin en 1997 y 2017

“En la 1ª foto tenía una vida normal de entonces, amigos y escuela. Ahora mi vida son los niños. Tener 2 hijos de menos de 2 años te llena todo el tiempo. Nuestra vida gira en torno a comer. Nos encanta comer y a los niños también, y los fines de semana vamos a mercados ecológicos, hacemos barbacoas o vamos a nuestros restaurantes favoritos.
No creo que haya nada que querría haber sabido antes, todo ha salido así por una razón. No sudo por pequeñeces, hay que pensar a lo grande.” — Erin

Lisette en 2002 y 2017

“Mis hijos tenían 6 y 9 años y era madre soltera, ya que me quedé viuda a los 30. Hoy, sigo viviendo en la misma casa y mis hijos tienen 21 y 24 años. Y tenemos 2 perros. Hice carrera en el arte y la enseñanza. He trabajado con gente variada, ancianos, niños enfermos, autistas… Desearía haber sabido que era capaz de cuidar de mi misma y tener menos ansiedad.”— Lisette

Antonette y James en 2002 y 2017

“Acabábamos de ser padres primerizos y acabábamos de comprar la casa. Trabajábamos duro y teníamos sueños. Queríamos darle la mejor vida posible a Danielle, nuestra primera hija. Luego llegó el 2º, Darien, que ahora tiene 14 años. Danielle está en la universidad. Vivimos en un vecindario más adinerado que en los que crecimos. Nuestros hijos solo conocen esta casa.
El tiempo vuela, disfruta de tus hijos en cada etapa y pasa tiempo con tus padres que envejecen.” – Antonette

Marg y John en 2000 y 2017

“En 2000, John trabajaba mucho en una compañía emergente de Silicon Valley, yo era profesora asistente y Rachel era una adolescente metida en todo tipo de deportes y actividades. Ahora, nuestros hijos se han ido a vivir por su cuenta y la mayor se ha casado. John se ha retirado y hemos pasado por ciertas ‘aventuras médicas’ de las que hemos salido victoriosos.
Somos americanos de 3ª generación, nuestros abuelos nacieron en Europa. Intentamos recordar algunas tradiciones e incorporarlas de pequeñas maneras, sobre todo en las festividades.” — John & Marg

Kyle en 1997 y 2016

“En 1997 llevaba una vida libre y divertida. Ahora está más estructurada. Me he graduado y trabajo como ingeniero informático, y llevo un año intentando crear mi propia compañía. Sigo viviendo con mis padres, pero sueño con tener mi propio hogar. Si lo hubiera sabido antes, habría invertido en Google.” — Kyle

Rita en 1997 y 2016

Aquí hay algunas otras fotos del mismo proyecto que esperamos consiga recrear también: