La fotografía es un mundo apasionante que posee mil y un caminos para transitar. Lo mejor de todo es que aunque vuelvas a pasar por un camino antiguo, tú ya no eres el mismo (ni el camino sigue igual) y así todo es un continuo volver a empezar, pero ya no desde cero, sino con nuevas circunstancias y experiencias a tus espaldas. Yo había caminado por el mundo del infrarrojo, en la época analógica. Hoy regreso al sendero con un equipo digital y estas son algunas de las “primeras” fotografías infrarrojas que tomé en Argentina.

¿Y tú? ¿Ya habias andado por estos rumbos fotograficos? ¿Es la primera vez que lo haces? ¿Por qué no nos muestras tus propias fotografías IR? ¡Anímate!

Más información: facebook