Cuando la niebla envuelve la ciudad de noche, los lugares que parecen normales cada día cobran un aspecto increíble. Siempre estoy esperando esas condiciones meteorológicas para escuchar el tranquilo ritmo nocturno de mi ciudad natal, Opole, en Polonia.

Más información en: Facebook