El famoso fotógrafo Vincent Laforet se dedica a hacer increíbles fotos nocturnas de grandes ciudades, y sus fotos de Las Vegas te dejarán con la boca abierta. Laforet también ha fotografiado Nueva York de manera similar, pero consigue que la ciudad del pecado parezca una metrópolis de neón rodeada de un desierto de oscuridad.

El fotógrafo subió en helicóptero a casi 3300 metros sobre el nivel del mar para conseguir las mejores vistas. Tuvo que reunir mucho valor para salir del helicóptero, pero su miedo desapareció una vez que vio el panorama. La ciudad del pecado se convirtió en una isla de luz. El equipo profesional que llevaba le permitió hacer las nítidas fotos de alta calidad con las que el fotógrafo llevaba décadas soñando.

Más información en: laforetvisuals.com | storehouse.com (via: sploid)