Fotografía hayla de varios tipos. La hay que refleja una realidad a menudo incómoda u oculta, la hay que pretende suscitar en el espectador determinadas sensaciones y la hay que nos teletransporta a mundos imaginarios, pudiéndose ayudar de la tecnología de edición. Pero ya más allá de esa tercera opción está la obra de Achraf Baznani, fotógrafo surrealista y autodidacta que consigue llevarse consigo al espectador a una aventura en miniatura en un escenario repleto de utensilios y cositas tan consuetudinarias como tazas, bombillas, teteras o barcos de papel.

Nacido en Marrakech, Baznani recibió por su cumpleaños una EKTRA compact 250 para capturar buenos momentos entre los suyos, aunque lo suyo ha ido a mucho más a pesar de no haber recibido educación formal en ello. Tiene un photobook publicado llamado “Through my lens” y ha participado en varios cortos y documentales como “On”, “The Forgotten” o “Immigrants”. No nos cansaremos de decirlo y Baznani seguramente esté de acuerdo: un poco más hacer, hacer, hacer y algo menos de temer, temer, temer.

Más información: www.baznani.com

Canning ideas

© Achraf Baznani

Capturing

© Achraf Baznani

Cleaning the lens

© Achraf Baznani

Coffee cup

© Achraf Baznani

I caught a snail

© Achraf Baznani

Jailbird

© Achraf Baznani

Light

© Achraf Baznani

Memories

© Achraf Baznani

Supernatural

© Achraf Baznani

Slow death

© Achraf Baznani

Special taste

© Achraf Baznani

The kid inside of me

© Achraf Baznani

Face of battle

© Achraf Baznani

Into the abyss

© Achraf Baznani

My small world

© Achraf Baznani

Paperman

© Achraf Baznani