Esta es una de esas historias que se cuentan a los nietos una y otra vez. Cuando Edi Okoro decidió que su novia Cally Read era la elegida, compró un anillo y empezó a buscar el momento adecuado para proponerle matrimonio. Y esperó, esperó, y esperó… Y harto de esperar, decidió divertirse con ello, ya que no iba a tener otra oportunidad. Decidió comprobar por cuanto tiempo podía “esconder a la vista” el anillo de compromiso delante de Cally sin que ella se diera cuenta (spoiler: bastante). Incluso documentó el desafío con fotos.

Más información en: Facebook

“Nos conocimos en atletismo. Los dos competíamos a alto nivel y viajábamos a competiciones juntos. Corríamos para Birchfield Harriers AC,” contaba Edi.

“Supe que ella era la elegida cuando me di cuenta de que nuestras conversaciones nunca acababan y que siempre nos picábamos el uno al otro.”

Sin embargo, durante toda esta operación con el anillo de compromiso, hubo unas cuantas veces que estuvo a punto de descubrirlo. “Cuando está mirando por los binoculares, ella podría haber mirado hacia arriba en cualquier momento. También, al ir con ello en mi bolsillo, ella lo notó unas cuantas veces, pero no se dio cuenta de que era una caja.”

Edi también grabó algunos atrevidos vídeos:

Y al final, acabó pidiéndole matrimonio

¡Y ella dijo que SÍ!

“Este compromiso se ha convertido en algo más de lo que planeaba originalmente. Me alegra no tener que seguir yendo a todos lados con el anillo ni tener que mantenerlo en secreto.”

Después de que la historia se volviera viral, la gente comenzó inmediatamente a felicitar a la hermosa pareja