Cuando piensas en la cultura eslava, probablemente lo primero que te viene a la cabeza es el vodka, los gorros de piel o la iglesia ortodoxa. El fotógrafo polaco Marcin Nagraba ha querido mostrar al mundo una parte más antigua de sus raíces eslavas, retratando su época pagana.

El cristianismo llegó al mundo eslavo entre los siglos VII y XII, y antes de eso, la región era politeista, con una gran mitología. Los exploradores bizantinos describen a los antiguos eslavos como adoradores del trueno y la tierra, probablemente refiriéndose a Perun, el dios más importante de su panteón, equivalente al Zeus griego.

Con ayuda de la diseñadora Agnieszka Osipa, este fotógrafo de Varsovia capta impresionantes retratos que nos recuerdan la maravilla y sabiduría de épocas pasadas. Echa un ojo y viaja atrás en el tiempo al verlas.

Más información en: Marcin Nagraba, Agnieszka Osipa (via: DYT)

See Also on Bored Panda
See Also on Bored Panda
See Also on Bored Panda