Dependiendo del país, las probabilidades de que alguien nazca con albinismo son desde 1 entre 3000 a 1 entre 20000. Sin embargo, estas 2 niñas de Kazajstan desafían esas probabilidades. Asel y Kamila Kalagonova han nacido en la misma familia con 12 años de diferencia y ambas son albinas.

Más información en: Instagram 

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Kamila tiene 2 años y Asel, su hermana mayor, 14. Pero no son las únicas hijas de la familia: su hermano Aldivar tiene 8 años y sí que tiene un aspecto kazajo más convencional

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

“La gente se sorprende porque seamos albinos. Muchos no saben lo que es el albinismo.”

Su madre, Aiman Sarkitov, también quedó sorprendida cuando vio a la niña que había traido al mundo. Y los doctores también, que pensaban que la niña quizá tenía un padre étnicamente ruso.

Image credits: assel_kamila

Cuando Asel tenía 10 años, comenzó a hacer de modelo. Y ahora, tras la llegada de Kamila, la adolescente ha alcanzado ya los 33000 seguidores.

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

“Cuando nació mi hija mayor, no estábamos tan informados sobre genética aquí. Ahora ya sabemos más. Los doctores quedaron impactados, pensaban que era rusa. Luego comencé a leer sobre esto, y supe que mis hijos son albinos,” explicó la madre.

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

“Al principio todo el mundo estaba sorprendido. Yo misma no sabía qué hacer, cómo vivir.” Después, Aiman descubrió que algunos de sus ancestros eran albinos.

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

La mayoría de la gente con albinismo son de complexión clara, así que es importante que eviten recibir mucho sol en la piel o en los ojos. Las niñas saben esto y toman precauciones: “Si salgo a la calle a mediodía, me pongo protector solar, ropa que me tape, sombrero o una sombrilla. Por la tarde, cuando hay menos sol, es mucho más fácil para mi,” explicó Asel.

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Cuando era más pequeña, Asel iba a un colegio especial para niños discapacitados, pero después fue transferida a una escuela normal. “Estudia perfectamente. Los albinos no se diferencian mucho de otros niños, solo en su pelo, pestañas, ojos y color de piel. Al principio era difícil, claro, los niños se la quedaban mirando. Ahora se siente bien, no la limitamos en nada.”

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Aiman cuenta que en cambio, la piel de su hijo es exactamente como la de su padre: “Su piel es oscura, un auténtico kazajo.”

Aldiyar no tenía preguntas sobre su hermana mayor, pero cuando nació Kamila se sorprendió y empezó a preguntar por qué eran así, y por qué él no era como sus hermanas. Aiman dio todas las respuestas  a su hijo. “Se da cuenta de que la gente mira a sus hermanas y empieza incluso a presumir, hablando orgullosos de lo únicas que son sus hermanas.”

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

View this post on Instagram

 

A post shared by Asel Kalaganova? (@assel_kamila) on

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

Image credits: assel_kamila

La gente quedó hipnotizada con su belleza