La ciencia nos dice que si lanzamos agua caliente al aire en temperaturas bajo cero, se convertirá en cristales de hielo. El fotógrafo de Ontario Michael Davies ha conseguido captar este fenómeno con su cámara. Este pasado domingo, a tan solo 20 kilómetros al sur del Círculo Ártico, Davies hizo estas increíbles fotos a su amigo Markus mientras lanzaba té caliente al aire a -40º.

“Preparados con varios termos llenos de té, empezamos a lanzar el líquido y a hacer fotos,” dijo Davies a Huff Post. “No dejamos nada a la aventura, vigilamos la temperatura, miramos que hubiera poco viento y planeamos toda la sesión. Incluso que el sol apareciera en medio es algo que esperaba, aunque es imposible de controlar.”

Más información en: michaelhdavies.com | Flickr (via: huffpostcolossal)

“Preparados con varios termos llenos de té, empezamos a lanzar el líquido y a hacer fotos”

“No dejamos nada a la aventura, vigilamos la temperatura, miramos que hubiera poco viento y planeamos toda la sesión”

“Incluso que el sol apareciera en medio es algo que esperaba, aunque es imposible de controlar”