Cuando pensamos en los gatos, la mayoría tiene una imagen vívida de esos animales super lindos que se encuentran bien cuidados y viven felices, mimados y amados por sus familias. Usualmente, esta asociación viene del hecho de que muchos de nosotros hemos tenido mascotas o hemos visto a otras personas (amigos, familiares, etc.) hacer un buen trabajo al cuidarlos. Sin embargo, para algunos animales, eso no es algo que ocurre con facilidad, dado que hoy en día existen muchos, especialmente gatos y perros, que han nacido o han sido abandonados en la calle para valerse por sí mismos.

Aun así, sabemos que existen muchas personas maravillosas que se ocupan de animales callejeros abandonados, sin importar los inconvenientes que eso trae. Esta gente tiene un solo propósito en mente: garantizarles una vida mejor que, con suerte, los hará recuperarse y poder encontrar un buen hogar donde vivirán el resto de sus vidas.

Entre estas personas admirables, se encuentran el personal y los voluntarios de Mejores amigos felinos (Best Friends Felines), un equipo de rescate para gatos y gatitos de todo el área de Brisbane y sus costas. Recientemente, Bored Panda se acercó a ellos para conocer la historia de una gatita en particular, llamada Lulu.

Más información en: Facebook | bestfriendsfelines.com | Instagram

Recientemente, una gatita muy desnutrida, llamada Lulu, fue encontrada y llevada al veterinario local con la esperanza de obtener una segunda oportunidad en la vida

Image credits: bestfriendsfelines

“Una enfermera veterinaria local me contactó sobre una gatita que necesitaba ser rescatada, luego de que sus dueños la entregaron a la clínica para ser sacrificada. Llegó junto a todos sus hermanos, que ya habían fallecido”, dijo Kiki, de Mejores amigos felinos, a Bored Panda.

“Lulu estaba plagada de pulgas, llena de anquilostomas, totalmente demacrada, y casi calva, dado que los bebés se encontraban tan hambrientos que se comían la piel de los demás, para poder nutrirse y sobrevivir”

Image credits: bestfriendsfelines

“Lulu estaba increíblemente enferma, y sus probabilidades de sobrevivir no eran grandes, ya que sus órganos se vieron perjudicados por la falta de alimentos, sin mencionar las pulgas y los gusanos”

Image credits: bestfriendsfelines

“Observa una foto de ella comiendo en su plato para notar lo delgada que está, con su columna vertebral y todos sus huesos sobresaliendo de manera obvia. Lulu pesaba menos de 300 gramos. Eso es, aproximadamente, la mitad de lo que debería pesar para su edad, y en un gatito, algo de suma importancia.

Al llegar a mi casa y ver la pequeña y frágil figura que levantó la veterinaria del transportín, mi corazón se rompió por cómo le habían fallado sus dueños al dejarla alcanzar este estado. Era diminuta, pero con mucha fuerza y ganas de vivir”.

“Lulu es de estos gatitos que capturan tu corazón al instante, no solo por su estado, sino también porque tiene una personalidad enorme, audazmente segura y super extrovertida”

Image credits: bestfriendsfelines

“¡Nunca se avergonzó de pedir atención y exigir abrazos! Adoraba a todos los que conocía, desde humanos hasta otros gatos y perros”

Image credits: bestfriendsfelines

“Lulu comenzó a mejorar tan pronto las pulgas y los gusanos estuvieron bajo control”

Image credits: bestfriendsfelines

“Empezó a ganar peso y su pelaje comenzó a crecer de nuevo. Se mudó junto a otro de nuestros cuidadores, quien tiene una sola gatita llamada Peach, que apareció en un estado similar al de Lulu, y las dos chicas se llevaron bien de inmediato”

Image credits: bestfriendsfelines

“Fue un momento digno de lágrimas cuando las dos bebés, tan dejadas de lado por los humanos, de la misma edad y agotadas desde el comienzo de sus vidas, corrieron y se saludaron como dos amigas separadas desde hace tiempo, e inmediatamente, comenzaron a golpearse y jugar”.

“Lulu estuvo bajo cuidado por muchos meses para poder recuperarse de su difícil comienzo en la vida, pero eventualmente, fue capaz de concluir su chequeo veterinario y pasar a la adopción”

Image credits: bestfriendsfelines

“Ella capturó el corazón de Reece (su dueña actual), y rápidamente encontró su humana”

Image credits: bestfriendsfelines

Teniendo en cuenta el cuidado que recibió la gatita, no fue sorprendente que, al momento en el que creció, sus niveles de energía subieron y su verdadera personalidad también comenzó a brillar. En poco tiempo, Lulu pareció transformarse en una máquina de ronroneo a tiempo completo, e insiste en absorber todo el amor y la atención de quienes la rodean, especialmente de su dueña Reece, que la acogió luego de que Lulu (ahora Ciri) pasara por una completa rehabilitación.

Lulu, ahora Ciri, vive de forma fantástica como una gata adulta, totalmente recuperada del comienzo de su vida

Image credits: bestfriendsfelines

Image credits: bestfriendsfelines

Image credits: bestfriendsfelines