Hace unas semanas, Stephanie Medrano, una madre adoptiva de Stray Cat Alliance, fue informada de un gatito inusual que había nacido apenas unas horas antes. El gatito recién nacido, por desgracia, nació con el paladar hendido y las patas traseras torcidas, y fue llevado al veterinario por sus anteriores dueños, que estaban muy preocupados por su salud. Tras una inspección más detallada, el veterinario sugirió la eutanasia, ya que aparentemente, el pequeño tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir dados los obstáculos con los que había nacido.

Los dueños anteriores no sabían cómo cuidar adecuadamente a un gatito con esas condiciones, especialmente después de recibir un diagnóstico exhaustivo sobre su salud. No obstante, querían ayudarlo, ya que el gatito recién nacido tenía muchas ganas de vivir y parecía muy ansioso por comer. Fue entonces cuando se pusieron en contacto con Stephanie y se enteraron de la situación del pequeño.

Medrano se puso inmediatamente a trabajar, ya que los dueños pudieron entregar al gatito a través de un amigo común, y Stray Cat Alliance (una organización de la que Stephanie es voluntaria) también aceptó apoyar la decisión.

Bored Panda se puso en contacto con Stephanie para saber un poco más sobre la situación.

Más información: Instagram | straycatalliance.org

Al tomar el gatito, Stephanie se dio cuenta de otra cosa en el aspecto del pequeño: el gatito tenía una cara que recordaba a la de una persona mayor. Por ello, tomó la rápida decisión de llamarlo ‘Grandpa’ (Abuelo)

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

«Grandpa nació el 20/3/21. Cuando los dueños descubrieron que tenía las patas torcidas, decidieron llevarlo al veterinario, que entonces descubrió que tenía el paladar hendido», cuenta Stephanie a Bored Panda

Créditos de la imagen: imogenthekitten

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

«Los veterinarios sugirieron sacrificarlo debido a sus escasas posibilidades de supervivencia»

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

«En segundo lugar, con sus piernas torcidas, Grandpa tiene menos posibilidades de maniobrar por su cuenta para encontrar el pezón de su madre»

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

Créditos de la imagen: imogenthekitten

«Necesita ser alimentado por una sonda de alimentación, porque aspirará si es alimentado con un biberón y sus piernas torcidas necesitan ser masajeadas cada par de horas»

Créditos de la imagen: imogenthekitten

«El síndrome de las piernas torcidas se debe a que sus tendones son cortos, lo que tira de sus piernas hacia atrás. Estirarle las piernas le ayudará a alargar el tendón y, a medida que crezca, esperamos que sus piernas empiecen a ajustarse por sí solas.»

Sin embargo, hoy en día Grandpa sigue pasando mucho tiempo durmiendo la siesta o comiendo regularmente cada pocas horas, con masajes y caricias en la barriga entre medias. Y aunque Grandpa tenía pocas posibilidades de sobrevivir, la dedicación y el esfuerzo de Stephanie y el pequeño durante las últimas semanas parecen estar dando sus frutos.

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

«Necesitará una operación de paladar hendido o varias, dependiendo de sus necesidades futuras, y férulas para las piernas si éstas necesitan más ayuda más adelante»

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten

Recientemente, hace dos días, abrió los ojos por primera vez. Y, curiosamente, el gatito hace honor a su nombre, ya que parece estar «tan harto».

Créditos de la imagen: grandpa.the.kitten