Llevo haciendo fotos a mi abuelo Jiji desde que no tenía ni idea de usar una cámara. Un día la vida de mi abuelo de 94 años cambió completamente gracias al gato Kinako.

Desde que la guerra terminó, y durante 64 años, Jiji iba a la oficina, pero en 2009 le mandaron al hospital, donde le dijeron que estaba enfermo. Este hombre tan extrovertido perdió gradualmente el interés en la vida y se volvió más gruñón que nunca. Y fue en aquel entonces cuando traje a Kinako a vivir con nosotros.

Poco a poco, una amistad extraordinaria creció entre ambos. ¿Quién habría pensado que un tímido gatito se haría amigo de un anciano gruñón? Las fronteras entre humano y animal se derriten, igual que Kinako le derritió el corazón a Jiji.

Más información en: akiko-dupont.com

#1

Unísono

Unísono

Reportar

#2

Un amor

Un amor

Reportar

#3

Amor

Amor

Reportar

#4

Al lado

Al lado

Reportar

#5

Tarde a rayas

Tarde a rayas

Reportar

#6

Mejor juntos

Mejor juntos

Reportar

#7

"Me voy un rato"

"Me voy un rato"

Reportar

#8

"Yo vigilo"

"Yo vigilo"

Reportar

#9

Tiempo para mi

Tiempo para mi

Reportar

#10

Pescando un gatito

Pescando un gatito

Reportar

#11

Garra contra bolígrafo

Garra contra bolígrafo

Reportar

#12

"Hola"

"Hola"

Reportar

#13

Trabajando juntos cada noche

Trabajando juntos cada noche

Reportar

#14

El gato Kinako

El gato Kinako

Reportar

#15

De relax

De relax

Reportar

#16

El abuelo Jiji

El abuelo Jiji

Reportar

#17

Desayunando juntos al sol

Desayunando juntos al sol

Reportar

#18

Itadakimasu: la cena de Jiji

Itadakimasu: la cena de Jiji

Reportar

#19

Habrá días así

Habrá días así

Reportar

#20

Gochisosama: era la cena de Kinako

Gochisosama: era la cena de Kinako

Reportar

See Also on Bored Panda