Este es Ah Fei, un adorable y rechoncho gato atigrado que se ha ganado el corazón de internet por sus reacciones increíblemente expresivas y dramátivas. Rescatado de las calles por su nuevo dueño, Ah Fei (que significa ‘gordo’ en mandarín) es un gato dulce, perezoso y que adora la comida.

Aparte de su vagancia, Ah Fei responde muy bien a los estímulos, y cuando mueves un palo delante de él o le quitas la comida, queda muy claro lo que siente. Ah Fei vive la buena vida en Jiangsu, China, donde él y su dueña Tang Chang juegan a todo tipo de cosas. Y la mayoría de ellas parecen diseñadas para sacarle expresiones al gato dignas de memes.

Si no lo supiéramos bien, asumiríamos que el pobre gato se encuentra en un estado constante de estrés, terror y decepción. Lo cierto es que es muy sencillo que Ah Fei ponga esas caras. ¡Aleja esta repugnante pluma de mi, humano!

No importa lo que ese perro esté intentando hacerle a ese cerdo, Ah Fei no se siente impresionado. ¿Jugar con los otros? ¿Sentir alegría? Dame un respiro…

Para ser justos con Ah Fei, nosotros también nos cabrearíamos si nos pasara esto durante la cena. ¡Dame esa carne de una vez!

Gente de todo el mundo adora a este gato tan glorioso, gruñón y dramático. Tiene hasta fanart. Y aunque a veces parezca cascarrabias, estamos seguros de que está contento con su nueva vida junto a su dueña y un cómodo lugar al que llamar hogar.

¿Qué te parece Ah Fei? ¿Adorable, divertido y dramático o provocado innecesariamente para sacarle fotos divertidas? ¡Dinoslo en los comentarios!