Cada padre tiene su propio enfoque a la hora de criar a sus hijos, pero existe algo que todas las madres y padres tienen en común: el deseo de que sus pequeños se conviertan en buenas personas.

La usuaria de Reddit u/coolestthrowaway4 toma con seriedad las lecciones que intenta enseñarles a sus hijas: quiere que las chicas (de 16 y 14 años) respeten a todas las personas, sin importar su estatus social. Sin embargo, su hija más joven tardó un poco de tiempo en comprenderlo.

Recientemente, la joven de 14 años insultó a un hombre sin hogar por la simple razón de “ser un vago”.

Así, cuando alguien le mostró un video de la situación a u/coolestthrowaway4, ella se sintió muy, muy horrorizada. La madre castigó a su hija, y ello incluyó hacerla dormir afuera en el frío.

La chica entendió el mensaje, pero, tan pronto como se corrió la voz sobre lo que la mujer había hecho, algunas personas opinaron que la forma en que u/coolestthrowaway4 cría a sus hijas es demasiado dura. Al dudar de su decisión, se dirigió a las redes para contar su historia y preguntar si se había comportado como una idiota con su hija.

Image credits: BLMIdaho (no es la foto real)

Image credits: coolestthrowaway4

Vicki Broadbent, de Honest Mum, cree que ejercer disciplina es crucial al criar hijos

Image credits: Vicki Broadbent / Honest Mum

“Los niños prosperan de igual manera con amor y con límites. Ellos te ven, como su padre o su tutor, como una guía y un modelo a seguir con respecto a su propio comportamiento”, le dijo Vicki Broadbent a Bored Panda. Ella es escritora, directora, locutora y fundadora del blog para padres Honest Mum.

La autora de The Working Mom: Your Guide to Surviving and Thriving at Work and at Home cree que “disciplinar, y que hagan lo que tú dices, representa tus valores como padre y les enseña a los niños valores importantes para la vida, como el autocontrol, el amor propio, la empatía, la resiliencia, la motivación y el trabajo duro”.

Sin embargo, es importante recalcar que la violencia y las palabras duras son dañinas, y no funcionan. La Academia Estadounidense de Pediatría (APP, por sus siglas en inglés) advierte que los padres y cuidadores no deben pegar ni azotar a los niños. En lugar de enseñarles responsabilidad y autocontrol, los azotes hacen lo contrario: incrementan la agresión y la ira en los niños. Un estudio, sobre niños nacidos a lo largo de 20 ciudades estadounidenses de mediano y gran tamaño, descubrió que las familias que utilizan castigos físicos terminan atrapadas en un ciclo negativo: mientras más se les pegaba a los niños, peor se comportaban después, lo cual solo provocaba más azotes. Los efectos de los azotes también pueden notarse más allá de la relación entre padre e hijo, ya que dejan el mensaje de que, si uno está frustrado, causar dolor en los demás está bien. Incluso en aquellos que amas.

Los padres que gritan a sus hijos, y que usan palabras que causan vergüenza o daño emocional, también actúan mal. La disciplina verbal dura, incluso de parte de madres y padres que suelen ser cálidos y amables, puede llevar a problemas graves. Las investigaciones muestran que la disciplina verbal severa, que se vuelve cada vez más común a medida que los niños crecen, puede conducir a problemas de conducta y a síntomas de depresión en los adolescentes.

Vicki Broadbent está de acuerdo con esto. “Creo que el ‘castigo’ debería ser acorde al ‘crimen’, y no creo en la disciplina física”, dijo.

Aun así, considera que, en este caso, el castigo puede haber sido demasiado severo, “dado que la hija se vio obligada a dormir sola, afuera, en un ambiente inseguro”.

“Pienso que su donación y su disculpa eran suficiente, y creo que el énfasis aquí debería estar puesto en la educación. Visitar un centro de personas sin hogar y hacer que la chica sea una voluntaria, por ejemplo, podría haber sido una forma más significativa de generar empatía de su parte, en lugar de utilizar el factor de shock y de miedo para motivarla a actuar”, dijo la mamá honesta.

Cuando se trata de disciplinar a tu hijo, Vicki cree que lo más importante es ponerte en su lugar, e intentar ser lo más comprensible posible. “Los niños están creciendo y formándose, y solo pueden aprender de sus errores. Intenta educarlos, no reprenderlos”, dijo.

Esto es lo que la gente dijo sobre esta mala situación

Luego de que su historia se hiciera viral, la mamá compartió una actualización