Bored Panda funciona mejor en nuestra App para iPhone
Continuar en la app Continuar en el navegador
BoredPanda ¡Crear Post!

¡La App de Bored Panda iOS está viva! Lucha contra el aburrimiento en iPhones e iPads

Este hombre comparte datos históricos mostrando los rápidos cambios de las normas de género al ser totalmente inventadas
Historia, ModaHace 1 año

Este hombre comparte datos históricos mostrando los rápidos cambios de las normas de género al ser totalmente inventadas

Los estereotipos de género son un tema delicado que suele dar lugar a encendidas discusiones en Internet. Sin embargo, un rápido vistazo a algunos libros de historia te mostrará que las normas de género evolucionan constantemente a lo largo del tiempo y que algunas cosas y prendas que pueden parecer «masculinas» o «femeninas» ahora pueden haber tenido connotaciones completamente diferentes antes.

Michael McBride, fundador del canal de TikTok «Idea Soup», afirma que en lo que respecta a las normas de género nos lo estamos inventando todo. Y explica cómo los hombres solían llevar lo que ahora llamaríamos ropa «femenina» no hace tanto tiempo. Vean su video viral a continuación y dígannos qué les parece, queridos pandas.

Más información: TikTok | Instagram | YouTube | Facebook

Michael explicó cómo las normas de género y las opciones de moda que se consideraban «masculinas» y «femeninas» han cambiado con el tiempo. Vean el video completo a continuación

@idea.souppeople get so heated over stuff we literally made up #history #interestingfacts #historytime #historylesson #learnontiktok #edutok #lgbthistory♬ original sound – Michael McBride

La revista Smithsonian señala que «la marcha hacia la ropa de género específico no fue ni lineal ni rápida». Tanto las prendas de color rosa como las de color azul, junto con otros tonos pastel, se utilizaban para la ropa de los bebés a mediados del siglo XIX. Sin embargo, no fue hasta la Primera Guerra Mundial que los colores se asignaron a géneros específicos. En 1918, la opinión generalizada era que el rosa era un color destinado a los niños, mientras que el azul, más «delicado y fino», según una publicación del Departamento de Bebés de Earnshaw, estaba destinado a las niñas.

La tendencia a vestir a los niños de rosa continuó. En 1927, la revista Time sugirió a los padres que lo hicieran. Las cosas cambiaron en la década de 1940, cuando los fabricantes y los minoristas empezaron a establecer estilos. La historiadora Jo B. Paoletti, de la Universidad de Maryland, declaró a la revista Smithsonian que «podría haber ido en dirección contraria» muy fácilmente.

Las opiniones sobre la ropa de género empezaron a cambiar de nuevo en las décadas de 1960 y 1970, cuando el movimiento de liberación de la mujer fue ganando adeptos. Y volvieron a cambiar en la década de 1980, cuando algunas madres «rechazaron el look unisex para sus propias hijas» después de haber crecido ellas mismas sin ropa ni estilos femeninos.

Hermana y hermano, ambos con vestidos, alrededor de 1905

Fuente: Wikimedia commons

Algunos dirán que Michael se centra sólo en algunos de los aspectos superficiales de las normas de género (es decir, la ropa), y no en lo que es más profundo: las expectativas históricas de comportamiento. Su video es una lección increíblemente interesante sobre cómo la moda evoluciona lentamente a lo largo del tiempo para adaptarse a las diferentes concepciones del género, pero es un poco exagerado decir que «un día nos despertamos» y decidimos poner todo patas arriba. El cambio no se produce tan rápidamente.

Es más, afirmar que nada de lo que hacemos importa porque todos lo hemos inventado sienta un peligroso precedente para el cambio social legítimo. Se podría afirmar entonces que ninguna discusión o argumento tiene importancia. Y eso significaría que no hay necesidad de hacer cambios en la sociedad porque no importaría de ninguna manera.

Sin embargo, hay una cara de la moneda en este debate con la que no todo el mundo está de acuerdo, pero que es importante abordar. Aunque las normas y los estereotipos de género cambien con el tiempo, quién nos atrae y por qué permanece más o menos constante para la mayoría de las personas (la palabra clave aquí es mayoría). Y no se puede negar que establecer relaciones es una parte importante del ser humano.

Los estereotipos sobre la masculinidad son estereotipos por una razón, aunque no estemos totalmente de acuerdo con ellos o no estén tan matizados como nos gustaría. Al menos, según el experto en relaciones y citas Dan Bacon, que cree que debemos ser conscientes de estos estereotipos y de cómo influyen en las percepciones de la gente, aunque cada vez sea más difícil hablar de ellos en un entorno moderno.

Y es que, hagamos lo que hagamos y actuemos como actuemos (tanto si somos quienes queremos ser como si nos adaptamos para encajar en las normas locales), la sociedad nos juzga constantemente, nos guste o no. Dan subrayó que no hay absolutamente nada malo en que los hombres hagan cosas «femeninas», pero no podemos esperar que todo el mundo lo entienda o lo acepte. Algunos lo harán, otros no; pero ser juzgados no es algo de lo que podamos escapar, independientemente del éxito que tengamos.

«Casi todas las mujeres aceptan completamente y a menudo animan a los hombres a entrar en contacto con su ‘lado femenino’ si lo desean. Algunas mujeres encuentran eso muy atractivo en un hombre. De hecho, algunas mujeres lo prefieren y no les gustan en absoluto los hombres varoniles», dijo el experto en relaciones Dan a Bored Panda en una entrevista. «Sin embargo, la mayoría de las mujeres simplemente no se sienten tan atraídas sexualmente por los hombres a los que les gusta comportarse de forma tradicionalmente femenina, como por los hombres que se comportan de forma tradicionalmente masculina».

Y continuó: «Por lo tanto, aunque un hombre puede dedicarse libremente a cualquier actividad que otros puedan ver como femenina o de mujeres, debe ser consciente de que puede afectar a la forma en que una mujer se siente sobre él sexualmente, o lo ve en términos de una relación romántica.»

Según Dan, son tanto las mujeres como los hombres quienes se presionan mutuamente para «editar» lo que les apasiona, cómo actúan y cómo se visten para ajustarse a ciertos estereotipos de género. No hay ningún villano en esta historia.

«Muchas personas tienen miedo de ser juzgadas por los demás por lo que dedican a su tiempo, por lo que intentan hacer lo que hacen los demás, aunque no sientan lo mismo por la actividad o la forma de vida», explica la experta.

«Esto ocurre porque, al fin y al cabo, la mayoría de la gente quiere ser aceptada por los demás y si hacer una determinada cosa (por ejemplo, hacer lucha de artes marciales mixtas como mujer, ballet como hombre) puede hacer que no les guste a las personas importantes para ellos (por ejemplo, padres, amigos, hermanos), pueden decidir evitarla por completo», destacó Dan.

«Sin embargo, la realidad de la vida es que serás juzgado por los demás tanto si haces una determinada cosa como si no», dijo, señalando que somos libres de hacer absolutamente cualquier cosa que nos apasione, pero también debemos ser conscientes de cómo la mayoría de la gente (aunque no toda) puede reaccionar ante lo que hacemos y cómo decidimos presentarnos.

Así es como reaccionaron algunas personas al video

Queridos lectores, ¿qué les pareció el video de Michael? ¿Están de acuerdo con lo que ha dicho? ¿Cómo creen que seguirán cambiando las normas de género en el futuro? Compartan su opinión con todos los demás en la sección de comentarios más abajo.

Compartir en Facebook
Popular en Bored Panda
¿Qué opinas?
Popular en Bored Panda
Popular en Bored Panda
Tendencia en Bored Panda
También en Bored Panda
También en Bored Panda