Todos hemos oído alguna vez sobre los extraordinarios hoteles-cápsula de Japón, pero las íntimas fotos del fotógrafo Won Kim nos permiten echar una mirada personal a otra clase de viviendas con apreturas: un hotel escondido en Tokyo designado como pensión para mochileros.

Kim se encontró con este hotel mientras viajaba como mochilero por Japón, y volvió 2 años más tarde para fotografiarlo. Vivió allí durante varios meses, haciendo amistad con los residentes y fotografiando los diminutos espacios similares a úteros que llaman hogar. Algunos de los residentes son visitantes a corto plazo, mientras que otros son básicamente residentes permanentes.

Para mi, el verdadero interés de los retratos resultantes es cómo cada residente ha hecho uso de un espacio tan pequeño y restringido,” escribe Kim. “En cada caso, este espacio tan agudamente definido y lo que contiene dice algo sobre la personalidad de quien lo ocupa,y su habilidad para funcionar en un ambiente tan cerrado y extraño.

Más información en: wonkimphotography.com | Instagram (via: modernmetdemilked)