Estando en Cierva Cove, en la Antártida, tuve la gran fortuna de ver este iceberg dado la vuelta. Su color y apariencia son enteramente distintas de cualquier otro iceberg que haya visto en persona o en fotografías: la mayoría son blancos, pero este mostraba unos radiantes tonos de azul y jade.

Hice fotos de este iceberg desde una pequeña lancha Zodiac con una cámara Canon 5DMKII y un objetivo de 16-35 mm. Hice las fotos sin ajustes, y el único procesado que necesitaron después apenas fue para darle a la imagen una exposición apropiada. El iceberg era de este color en la vida real y no requirió ninguna mejora para darle esta apariencia alienígena. Considero que es el resultado de estar en el sitio adecuado en el momento adecuado, ya que no hice nada fuera de lo común por mi parte para conseguir estas fotos. La Antártida es claramente un lugar muy fotogénico.

Tuve mucha suerte de encontrar este iceberg cuando lo hice. Unos días más de sol, agua, lluvia, nieve, etc. habrían cambiado el color de la superficie a esos blancos y grises tan comunes.

Más información en: alexcornell.com | Facebook | Instagram | Twitter

Iceberg al revés en la Antártida

Desde otro ángulo

A lo ancho

Comparado con un iceberg común