Esta popular influencer vegana ha sido pillada mintiendo a todo el mundo. Se la ha visto comiendo pescado mientras vendía sus planes de dietas afirmando que realmente funcionaban. En respuesta a la indignación, lanzó un vídeo de disculpa que solo sirvió para empeorarlo todo. Al verlo la gente no sabe si la chica alucina o si cree que puede hacer desaparecer todo lo ocurrido. Y tienen razón. En su vídeo de 33 minutos contando lo ocurrido, Yovana Mendoza intenta explicar por qué ha mantenido en secreto todos sus problemas de salud (y el hecho de que come huevos y pescado). Y solo lo empeora cuando revela los terribles efectos secundarios que ha sufrido a causa de su estilo de vida vegano.

Image credits: Rawvana Instagram

Image credits: Rawvana Youtube

Yovana adoptó la dieta vegana hace 6 años. Cuando llevaba 1 año, decidió hacer 25 días de ayuno bebiendo agua. Sí, pasó 25 días bebiendo solamente agua. En el vídeo dijo que se sentía genial después, pero confesó que había perdido su menstruación. Hablando con “otras personas del movimiento” y no con profesionales de la salud, comenzó a pensar que era algo bueno. Solo tras 2 años sin tener la regla, empezó a mirar los efectos secundarios y se dio cuenta de que no era saludable.

Este es el vídeo que metió a Yovana en problemas

Image credits: Vegan Bean

Tras ir al médico a hacerse pruebas, supo que “sus hormonas estaban totalmente fuera de lugar”. Se le diagnosticó pre-menopausia. Pensó que era extraño, porque se sentía bien. Así que tardó un poco en entender la seriedad del problema. La influencer comenzó a cambiar su dieta, aumentando las grasas, añadiendo sal, y comiendo comida cocinada.

Image credits: Rawvana Instagram

Image credits: Rawvana Instagram

Tras 2 meses, recuperó su menstruación, pero era muy irregular. Dijo que pensaba que su cuerpo había tomado tiempo en curarse, así que fue paciente. Tras un año, perdió la regla de nuevo. No la había tenido durante 5 meses cuando fue al médico de nuevo. Entonces era ya 2017, sus hormonas seguían fatal y no ovulaba. “Básicamente era anémica,” dijo Yovana.

Image credits: Rawvana Youtube

Los médicos le recomendaron tomar pastillas para la tiroides y testosterona. También admite que los médicos le decían que tenía que comer huevos, pero ella se negaba. Sabía lo que le iban a decir, pero no les prestaba atención. Su respuesta siempre era “No, voy a buscar información distinta y hablar con alguien que de verdad entienda mi dieta.”

Image credits: Rawvana Youtube

Esas personas con las que habló, le recomendaron tomar suplementos de hierro, proteínas y grasas, así que eso hizo. Ganó peso, recuperó la menstruación y todo parecía mejor. Esto fue en Abril de 2018.

Y comenta que en esos momentos fue cuando se sentía más cansada. Grababa vídeos y se cansaba, hacía ejercicio y le costaba más esfuerzo. Pero no prestaba atención, pensando que la fatiga era por viajar. En julio empezó a sufrir dolores en sus partes íntimas y le diagnosticaron vaginitis candidiásica.

Tras librarse de ello con una dieta específica, Yovana empezó a sufrir problemas digestivos. “Me hinchaba muchísimo todo lo que comía. Estaba estreñida, tenía diarrea, muchísimos gases.” Pero entonces era muy suave en comparación con como empeoró todo.

Image credits: Rawvana Youtube

Le diagnosticaron un crecimiento excesivo de la flora intestinal. En estos momentos, Yovana se “limpiaba” con zumos y similares para “resetear” su sistema digestivo. Y tras probar muchas cosas distintas, pensó que lo mejor era llevar una dieta equilibrada.

Cuando esperaba los resultados de sus pruebas, se sintió desesperada y empezó a pensar en el futuro. “Pensé en el hecho de que soy mujer y quiero traer un bebé a este mundo… si no estoy bien, ¿cómo espero hacerlo?” Pensó en sus opciones y decidió empezar a consumir productos animales.

Image credits: Rawvana Youtube

Ahora viene lo más importante: mantuvo todo esto en secreto. No dijo nada a nadie. Seguía vendiendo sus dietas, de hecho aún lo hace. Si vas a su web hay “planes y desafíos” que incluyen comidas veganas por 99$. Sigue predicando que la gente debería seguir, y sobre todo, comprar su estilo de vida después de todo, después de que su cuerpo le fallara, sigue vendiéndolo. Esto es otro nivel de influencer en los tiempos en los que vivimos.

Esta es su disculpa

Image credits: Rawvana Youtube

Solo aireó su confesión después de que se filtrara su vídeo comiendo pescado. “Mi esperanza es volver a comer de la forma que me gusta. Agradezco esta oportunidad de mejorar mi salud, porque quiero estar sana, y si no lo estoy, no tengo nada que dar a este mundo.” Así que come productos animales porque su estilo de vida no era saludable y lo abandonó, pero oye, aún puedes comprarlo.

Y esto no significa que todos los veganos sean malvados y se hagan daño a sí mismos, solo que no te puedes fiar de cualquier “influencer”, sin importar los millones de seguidores que tenga, porque puedes acabar con algo peor que la gripe.

Image credits: Rawvana.com

La gente tuvo mucho que decir sobre esto:

Image credits: theveganparent

Image credits: SwoleSprouts

Image credits: roxlibatique

Image credits: J7Rod29

Image credits: jaygensn1999

Image credits: MutualCore1