Parece que es una inclinación humana natural el sentir fascinación por el desastre y el sufrimiento de otros humanos, desde la necesidad de cotillear un accidente de coche a viajar a propósito a zonas de guerra, parecemos tener una necesidad mórbida de experimentar lo peor que puede ocurrir.

El creador de la miniserie “Chernobyl” tiene un mensaje para la gente que ha comenzado a visitar el lugar de la tragedia

Image credits: clmazin

Este tipo de turismo existe desde hace tiempo y se percibe dependiendo de los motivos y el comportamiento de los individuos. La gente que visita Auschwitz, por ejemplo, va a presentar sus respetos, y el conocimiento y empatía adquiridos en el viaje les hacen sentirse afectados por la barbarie humana, saliendo de allí como personas más empáticas. Pero hay gente que va y no siente ningún respeto hacia lo ocurrido, buscando solo hacerse fotos para impresionar a sus seguidores.

Hay personas que se sorprendieron con la elección de localizaciones

Image credits: komacore

Porque sí, ahora son tendencia los influencers sacándose sus fotos perfectas en Chernobyl

Image credits: amanduhwhite

Image credits: juliabaessler

Image credits: nz.nik

Image credits: luisitocomunica Verified

Image credits: rami.mogyorosi

Image credits: arkadiuszwolek2

Image credits: irene_vivch

Image credits: gdelchev

Por desgracia, en este caso parece que son de los segundos. Con el éxito de la miniserie de HBO “Chernobyl”, los influencers han acudido en masa a visitar Pripyat para hacerse fotos, con poco contexto histórico sobre lo que ocurrió allí, pero sacándose las típicas poses que se esperan de ellos.

Image credits: kateryna_maslennikova

Image credits: lena_leontieva

Image credits: juliabaessler

Image credits: soloshenko_gregory

Image credits: juliabaessler

Image credits: nz.nik

Por supuesto, Chernobyl no es Auschwitz: casi todos los 50.000 residentes de Pripyat fueron evacuados de la ciudad, que aún está gravemente contaminada con la radiación del accidente en 1986. Sin embargo, es el lugar de una tragedia que ha afectado cientos de miles de vidas. ¿Qué excusa tienes para hacerte fotos sexis ahí?

Ese es el lado feo de este tipo de turismo. La gente usa cínicamente una catástrofe para sus propios fines, dando la impresión de ser aventureros y curiosos, pero en vez de ello solo relegan un lugar lleno de significado sombrío a ser otro fondo para sus selfies.

Así que, sí, visitad Pripyat. Leed y aprended sobre lo que ocurrió ahí, sobre los héroes que se sacrificaron intentando contener el accidente y las realidades de la vida bajo el comunismo. Discutid los pros y contras de la energía nuclear, haced fotos y compartid la experiencia con los amigos. PERO NO ENSEÑÉIS EL CULO. Eso es irrelevante y una falta de repeto para aquellos que perdieron la vida allí, ¿entendido?

Image credits: juliabaessler

Y lo cierto es que aunque hay fotos sin el menor gusto y consideración aquí, algunas de ellas muestran por ejemplo el nivel de radiación que aún existe en el lugar, y pueden ser consideradas informativas.

¿Qué opináis? ¿Es un error este tipo de turismo? ¿Visitaríais Pripyat para ver lo que queda tras el accidente? ¡Dínoslo en los comentarios!

Image credits: mayuyudayo

Image credits: juliabaessler

Image credits: mnordstjerne

Esto es lo que dijo la gente sobre las fotos de estos “influencers”: