En 1961, al presidente Kennedy se le ocurrió diseñar una rosaleda en el ala Oeste de la Casa Blanca, y desde entonces se ha convertido en un icono.

Diseñado por la jardinera Rachel Lambert Mellon, ha sido el hogar de coloridas magnolias, cerezos, rosas, tulipanes y demás bellezas botánicas. Tan sutil como armonioso, enmarcaba las vistas de la Sala del Gabinete y el Despacho Oval, y reflejaba los cambiantes patrones de la historia estadounidense.

Pero el pasado sábado, la primera dama reveló una transformación del jardín, intentando llevarlo a su estado original, y recibió muchos comentarios negativos en redes sociales de personas nada impresionadas con el resultado. Lo llamaron la "masacre de la rosaleda" y comparan el resultado con un aburrido aparcamiento. El hashtag  #RoseGardenMassacre es tendencia y la gente no para de hablar de ello.

#1

3

twitter.com Reportar

emerson perú
Miembro de la comunidad
Hace 1 mes

Oh cierto ya están a la vuelta de la esquina las elecciones.

"Kennedy notó que la Casa Blanca no tenía un jardín que se igualara en calidad o atractivo a los jardínes que había visto y disfrutado en Europa. Allí reconoció la importancia de los jardines que rodean una residencia oficial y su encanto para la sensibilidad de todos."

El jardín se comenzó a construir en primavera de 1962 y se terminó a finales de ese mismo año.

#6

1

twitter.com Reportar

emerson perú
Miembro de la comunidad
Hace 1 mes

La foto anterior era magnífica!

Hoy, las flores del jardín son sobre todo de colores pastel, según los gustos de la primera dama. El cambio más obvio ha sido la adición de un paseo de caliza de 90 cms de ancho bordeando el césped central.

Después de tuitear las primeras imágenes de esta renovación, el nuevo jardín de rosas recibió reacciones diversas.

#10

10

twitter.com Reportar

#11

11

twitter.com Reportar

See Also on Bored Panda
#12

12

twitter.com Reportar

#13

13

twitter.com Reportar

#14

14

twitter.com Reportar

#15

15

twitter.com Reportar

See Also on Bored Panda