Aunque en estos días no nos lo pensamos 2 veces a la hora de encargar lo que sea online, el concepto de encargar algo por correo es mucho más antiguo de lo que imaginas, y antes te podían traer hasta toda una casa por encargo.

Image credits: Sears Archives

Sears solían ser los mayores vendedores en EEUU, pero no hace mucho se declararon en bancarrota. Revolucionaron el hecho de convertirse en propietarios y ayudaron a cumplir el sueño americano para miles de personas ofreciendo “casas” que llegaban en tren, en piezas que luego la gente montaba. Había 400 tipos para elegir, para todo tipo de presupuestos, y fueron todo un éxito, ya que se construyeron unas 75.000 por todo EEUU entre 1908 y 1940.

Image credits: Sears Archives

El esquema era un augurio impresionante de lo que es hoy Amazon e Ikea, hecho a escala masiva y hace más de 100 años. El icónico catálogo de Sears era un fenómeno cultural de los tiempos, y una quinta parte de la población del país recibía este tomo de 1400 páginas, en el que ofrecían más de 100.000 productos que podías recibir en tu casa.

Image credits: Sears Archives

Tras recibir y construir tu casa, con la promesa de Sears de que se podía hacer sin un carpintero y solo con conocimientos rudimentarios en menos de 90 días, podías amueblarla con productos de Sears, incluyendo mobiliario moderno (en aquel entonces) y calefacción central, fontanería interior y electricidad.

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

The accessibility of these homes changed the face of American life, creating independence for newlyweds and young families that were more accustomed to living in multi-generational homes. Many of them are still standing today, a testament to the quality of the materials as well as the DIY skills of many families back then, and have become buildings of historic interest. 

Image credits: Sears Archives

Los pintorescos diseños de principios del siglo XX recuerdan a la película Pleasantvilley se sabe que se venden hasta por 1$ millón en el mercado inmobiliario.

Image credits: Old House Online

¿Cómo saber si vives en una casa de Sears? Los registros de muchas de ellas han desaparecido, pero hay entusiastas viajando por EEUU buscándolas. Se estima que cerca del 70% de las casas originales Sears que se construyeron aún siguen en pie, y muchas estarán localizadas cerca de las vías del ferrocarril donde fueron entregadas.

Image credits: Old House Online

Atlas Obscura presentó a los buscadores de estas casas, Wendy y Andrew Mutch, que explicaron que su hobby era como “observar aves”.  A menudo comienzan a buscar en zonas donde Sears o sus asociados tenían grandes fábricas, ya que sus casas son especialmente comunes en esas zonas. Lugares como Cincinnati y Newark son auténticas minas de oro.

Image credits: Sears Archives

Luego se acercan a zonas con ferrocarril, centrándose en comunidades de clase media que han permanecido estables. Esto significa que las casas tienen menos probabilidades de haber sido remodeladas hasta ser irreconocibles, o que se hayan echado a perder, abandonadas.

Image credits: Old House Online

Luego solo hay que conducir por los vecindarios, con un catálogo de Houses By Mail, de Sears, donde se describe cada modelo que hayan hecho.

La gente ha comenzado a reconocer el valor de estas obras de la historia norteamericana, restaurándolas con fidelidad para recuperar su gloria.

“En 1916 mi bisabuelo construyó esta cada del catálogo de Sears. 100 años después la hemos restaurado, devolviéndole su belleza original” (Image credits: RealHotSauceBoss)

Image credits: Old House Online

Interior de una casa Sears original en la Avenida Lamar, en Elizabeth (Image credits: the charlotte observer)

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives

Image credits: Sears Archives