¿Has escuchado alguna vez la expresión Greenwashing? Es la falsa impresión de que una compañía o sus productos son más amigables con el medio ambiente de lo que son en realidad. Para una compañía como Nestlé, uno de los mayores productores de basura plástica del mundo, se ha convertido en una herramienta de marketing esencial.

La compañía ha sido el centro de muchos escándalos durante los años, y han demostrado que tienen unos estándares éticos increíblemente bajos, y poco interés en ser socialmente responsables. Por estas razones, trucos de marketing como este, diseñados para volverse virales y hacer que la gente hable de ellos para bien, deben tomarse con escepticismo.

Image credits: Nestlé Japan

Nestlé Japón ha causado revuelo recientemente por cambiar sus envoltorios de plástico por otros de papel, más ecológicos. Y con ellos vienen instrucciones para hacer una grulla de origami en vez de tirarlo sin más.

Image credits: Nestle

La mayor compañía alimentaria del mundo ha prometido que el 100% de sus embalajes serán reciclables o reutilizables para 2025, tras recibir cada vez más presión de los grupos ecologistas.

Kate Melges de Greenpeace, dice que “Nestlé ha creado un monstruo al producir interminables cantidades de plásticos de usar y tirar que permanecen en el medio ambiente durante vidas enteras.”

Image credits: Nestlé Japan

Esta ONG tiene en marcha una campaña llamada #‎PlasticMonster,‬ que busca detener la producción de plásticos de un solo uso. “Más del 90% del plástico que se ha producido en la historia no ha sido reciclado, y aún así las compañías se proponen incrementar drásticamente la producción de embalajes de plástico durante la próxima década,” escriben.

“La gente que vive junto a ríos y costas en el sudeste asiático y otras comunidades de todo el mundo sufren el mayor impacto de la contaminación plástica. Aunque a menudo la causa real de todo esto es la producción excesiva de plásticos, se suele culpar a estas comunidades por la crisis.”

“Compañías como Nestlé son las verdaderas responsables del monstruo de plástico que está destruyendo nuestro planeta. Pero también tienen el poder de matar a ese monstruo reduciendo la producción de plásticos de un solo uso.”

Image credits: Nestlé Japan

Nestlé estima que esta nueva iniciativa ayudará a reducir los desperdicios plásticos de la marca en unas 380 toneladas al año, pero hay personas que creen que esto no es suficiente ni de lejos.

Image credits: Nestlé Japan

“Las declaraciones de Nestlé sobre envoltorios plásticos incluyen más pasitos de bebé hacia el greenwashing, para intentar enfrentarse a una crisis que han ayudado a crear. No se acercan de forma significativa a la reducción de plásticos y son unos estándares increíblemente bajos para la mayor compañía alimentaria del mundo. Sus declaraciones están llenas de objetivos inexistentes o ambiguos, dependen de “ambiciones” para hacerlo mejor, y responsabilizan a los consumidores más que a la compañía en sí para que limpien sus propios desperdicios plásticos.”

“Nestlé debe hacer más para solucionar este problema, ya que son unos de los peores causantes. Tienen el poder y los recursos para crear embalajes que causen cero desperdicio.”

Así que, aunque es un buen primer paso por parte de KitKat Japón, deben hacer aún más, Nestlé y compañías similares.

Image credits: Nestlé Japan

Esperemos que Nestlé cumpla su promesa… aunque no inspira mucha confianza en temas de sostenibilidad.

Megacompañías como Nestlé necesitan ser coaccionadas a través del comportamiento de los consumidores, así que una buena idea es hacer la compra de forma ética y golpear a estas compañías donde más les duele: en el bolsillo, para marcar la diferencia.

Esto es lo que dijo la gente sobre los nuevos envoltorios de KitKat