Kuli es un gato tuerto que lleva un año haciendo surf en Honolulu, Hawai, con sus dueñas Alexandra Gomez y Krista Littleton. Solo tenía 6 meses cuando empezó a cabalgar las olas.

Kuli, cuyo nombre significa «parecer ciego», no tiene problemas con el agua, probablemente porque sus dueñas acostumbraban a bañarle cuando se estaba recuperando de la operación de su ojo. El gatito fue rescatado de las calles siendo muy pequeño y presentando malnutrición, no llegaba a pesar ni medio kilo.

«Su primera vez en el mar, le dejamos flotar sobre la tabla a él solo junto a la orilla, y yo remaba cerca de él,» dijo Alexandra. «Antes de darnos cuenta estábamos buscando olas para surfear.» El gatito está completamente sano y salvo, e incluso lleva un chaleco salvavidas cuando es necesario.

Más información en: Instagram (via: dailymail)

Este gatito solo tenía 6 meses cuando empezó a cabalgar las olas

«Su primera vez en el mar, le dejamos flotar sobre la tabla a él solo junto a la orilla, y yo remaba cerca de él»

No tiene problemas con el agua, probablemente porque sus dueñas acostumbraban a bañarle cuando se estaba recuperando de la operación de su ojo

«Antes de darnos cuenta estábamos buscando olas para surfear»

«Compramos una tabla en la que Kuli pudiera salir a surfear con nosotras»

El gatito fue rescatado de las calles siendo muy pequeño y presentando malnutrición, su ojo izquierdo estaba infectado y hubo que extraérselo

Le llamaron Kuli porque significa «parecer ciego»

«Antes de que se sintiera cómodo y confiado nadando, Kuli siempre llevaba chaleco salvavidas»

«Aún lo lleva a veces, dependiendo de las condiciones, pero tenemos cuidado de no llevarle si hace mucho viento o el agua está muy picada»

Puedes ver a Kuli haciendo surf aquí: