Bored Panda funciona mejor en nuestra App para iPhone
Continuar en la app Continuar en el navegador
BoredPanda ¡Crear Post!

¡La App de Bored Panda iOS está viva! Lucha contra el aburrimiento en iPhones e iPads

“Todo cambió cuando empezó la guerra”: Así se vive en un refugio antibombas de Kyiv cuando eres un gato
User submission
Animales, Problemas SocialesHace 6 meses

“Todo cambió cuando empezó la guerra”: Así se vive en un refugio antibombas de Kyiv cuando eres un gato

Hola, mundo. Mi nombre es Kusia y soy una gata de 1 año y medio que vive en Kyiv”.

“Cuando era muy joven, creí que no sobreviviría. Durante la noche del 8 de agosto de 2020, me encontraba escondida debajo de un coche, y allí fue cuando pensé que un gran gato negro, tres veces más grande que yo, me mataría. No soy muy valiente, pero estaba tan asustada que comencé a gritar lo más que pude. Lloré muchísimo. Algunas personas pasaron por allí. Vieron que estaba sentada debajo del coche, alejaron al enfurecido gato y me dijeron que ya no tuviera miedo. Me tomaron con sus manos y, desde ese momento, esas personas se convirtieron en mis padres. Cuando me llevaron a su casa, vieron que todas mis patas eran blancas. A pesar de que, por alguna razón, una de las medias blancas se deslizó de una de mis patas traseras, ellos se enamoraron de mí. Y me dieron un nombre: Kusia”.

“Me gusta mucho jugar a buscar y traer la pelota. Mis padres dicen que los gatos no suelen hacer eso. Pero ¡a mí me encanta! Especialmente cuando mis padres todavía están dormidos, les llevo una pelota con mis dientes y se la tiro en sus narices. Lo hago para despertarlos, porque ¡vamos, quiero jugar! Si no responden, básicamente me transformo en una barbera y comienzo a lamer la barba de mi papá. Entonces, se despierta y me acaricia. Luego, jugamos y desayunamos”.

Más información en: Facebook

Kusia, una gata doméstica normal, se sintió muy aterrorizada cuanto todo empezó

Image credits: anuta.rudenko

“Pero, hace algunos días, todo cambió. Todos nos despertamos debido a una fuerte sirena. El cielo aún estaba gris. Mis padres comenzaron a guardar cosas rápidamente. Al principio, seguí a mi mamá a todas partes y le ronroneaba, esperando que me diera algún aperitivo. Pero eso no ayudó. Jamás había visto a mi mamá así. Estaba entrando en pánico. Y mi papá estaba muy serio. Me asuste mucho otra vez. Al igual que cuando estaba escondida debajo del coche, esperando que el gato negro me matara. Entonces, me escondí debajo de la cama y me negué a salir. Pero las sirenas no se detenían. Y mis padres me metieron dentro de un transportador de gatos: dijeron que debíamos evacuar a un refugio antibombas. No sabía lo que era eso. Hasta ahora. Desde entonces, este es mi nuevo hogar”.

Image credits: anuta.rudenko

Kusia quería escaparse del refugio y volver a casa, pero se dio cuenta de que ello no era una opción

Image credits: anuta.rudenko

“Al principio, no podía calmarme e intentaba hallar la forma de regresar a casa. Revisé todas las grietas y fallas del refugio antibombas, intentando encontrar la salida. Pero mi mamá me tomó en sus brazos, me abrazó y lloró. No me gusta el sabor de sus lágrimas, porque son saladas. Intenté ronronear más fuerte para que mi madre sonriera a pesar de las lágrimas”.

Pero, incluso en los momentos difíciles, Kusia encontró consuelo intentando disfrutar de su naturaleza felina tanto como pudiera

Image credits: anuta.rudenko

“Kusia no tiene su pelota favorita aquí, pero encontramos un sorbete y juega con él. Eso me distrae y evita que me desmorone. Lo abrumador, por ahora, es lo normal”.

Tiene una hermana, Mutya, que le hace compañía. En esta foto, Mutya está “amasando pan”

Kusia no puede esperar a regresar a su hogar, un sitio en el que legítimamente es la que manda

Image credits: anuta.rudenko

“No me siento aburrida aquí. En mi nuevo hogar, viven tres gatos más: Stepan, Kuzya y Mutya, además de Gerda, la perra. Todos estos gatos también fueron adoptados de la calle, al igual que yo. Desde el comienzo, Kuzya me molestó y le siseé mucho. Pero ahora somos amigos e, incluso, jugamos juntos. Estos juegos nos distraen, por lo que casi no oímos las explosiones y las sirenas. Mi mamá ya no llora tan seguido, pero intenta conseguir insulina con todas sus fuerzas, y papá siempre está usando el teléfono, todavía más serio que antes. Creo que su cabello se volvió gris. Extraño mi cómoda cama favorita, estoy cansada de dormir en el piso. Realmente quiero volver a casa y vivir en un mundo en el que ningún atroz y malvado gato pueda atacarme”.

Esto es lo que yo, la dueña de Kusia, tengo para decir:

Image credits: anuta.rudenko

“Esta noche fue una locura y no pudimos dormir nada, todo porque la ciudad de mi abuela estaba bajo ataque. Es una ciudad muy pequeña llamada Izyum (que significa “pasa de uva”) del este de Ucrania, en la que solo viven civiles. Y no pudimos contactarla esta mañana. Es imposible explicar cómo me sentí durante toda la noche, pero es como si tu corazón ya no te perteneciera y tu mente está tan aterrorizada de que hayas perdido a alguien que amas… Intentas ignorar esos pensamientos, pero son como un tsunami. Gracias a todas las plegarias y esperanzas, la contactamos: ella también estaba escondida en un refugio antibombas junto a su perro”.

Además, esta noche hubo algunas grandes explosiones sobre Kyiv, y pudimos sentir que estaban realmente cerca. Los animales estaban muy asustados e intentaban esconderse en cualquier sitio. Kusia usualmente duerme conmigo y, en verdad, esa noche intentó calmarme, porque yo estaba más allá de lo que puedo soportar. Es un ángel, y el mejor antidepresivo gatuno del mundo.

Por ahora nos encontramos bien en cuanto a provisiones como alimentos. Creo que todos han visto algunas películas apocalípticas, así que es algo así: la comida alta en carbohidratos y el agua son imprescindibles. Pero todavía tenemos algunos inconvenientes con las medicaciones. Espero que, con la logística, pronto mejore.

Mucha gente suele subestimar el poder que los animales pueden darte, pero, ahora mismo, todos estamos en el mismo sitio, viviendo este infierno y esperando que termine pronto.

Kusia no es la única gata que sufre por la guerra de Ucrania. Existen muchas otras historias como esta:

Image credits: nolanwpeterson

Si quieren saber cómo se encuentran los otros animales en los refugios antibombas de Kyiv, hicimos una publicación que habla de este terrible tema.

Image credits: ErinBurnett

Este gato tiene todas las razones para estar tan cómodo como malhumorado

Image credits: Lesia Smykovska

Los felinos intentan encontrar consuelo donde pueden, al igual que las personas

Image credits: Lesia Smykovska

Este gato parece estar mirando directamente a los ojos de los culpables de este desastre

Image credits: Lesia Smykovska

Image credits: Xenta777

Image credits: SoftwillyAlt

Image credits: GundamNorthrop

Image credits: JandlPaul

Toda esta situación no solo involucra a los gatos (lo siento, felinos), sino también a todas las mascotas y animales en general

Image credits: uanimals.official

Image credits: Lesia Smykovska

Todos los animales merecen la paz. Incluyendo a los humanos

Image credits: BlueParrotBooks

Si desean ayudar, pueden hacerlo compartiendo información y apoyando a organizaciones humanitarias oficiales de Ucrania. Si quieren ayudar a los animales ucranianos, ¡les recomiendo Gostomel.Shelter! Si tengo tiempo, los mantendré informados publicando más enlaces.

Compartir en Facebook
Popular en Bored Panda
¿Qué opinas?
Popular en Bored Panda
Popular en Bored Panda
Tendencia en Bored Panda
También en Bored Panda
También en Bored Panda