En un mundo perfecto, todos los padres querrían a sus hijos. Por desgracia, este no lo es, y hay padres que están deseando que sus hijos crezcan y se vayan de casa.

Muchas personas quedaron horrorizadas cuando vieron en internet a alguien que quería decirle a su hija que no quería verla más cuando cumpliera los 18. Y la respuesta fue rápida, con personas que compartieron sus historias de cuando fueron echados de casa. Sin embargo, otros usuarios tenían otra opinión al respecto y necesitaban contexto.

Lenore Skenazy  es presidenta de la ONG Let Grow, dedicada a luchar contra la sobreprotección y promover la independencia de los niños. Gran parte de la confianza de un niño viene de saber que alguien cree en ellos. Si ese apoyo no está ahí, supone un gran impacto. “Un profesor, entrenador, pariente o padre que piense que eres genial y que puedes marcar la diferencia en el mundo.”

Esta madre hizo una pregunta muy provocadora en internet, y recibió una respuesta aplastante

Image credits: Mish Sukharev (no es la foto real

Image credits: Imagination-Parking

“Un padre que te dice que te marches a los 18 puede ser una persona con una gran confianza en que su hijo puede apañarse. Pero también puede ser desdén. El mensaje de esta persona, ya sea de confianza o disgusto, tendrá gran impacto en el hijo, algo aparte de que se espera que viva solo.”

“Lo mejor es asegurarse de que sienta que sus padres creen en él, y para esto, deben ser explícitos. Le han visto crecer y han visto como funciona el mundo y creen que el siguiente episodio de su vida les pondrá a prueba y lo harán bien. No será fácil, pero saldrán más fuertes y felices.”

“Y también, asegurarse de que aunque se vayan, aún les queremos y nos seguiremos viendo.” Esta es una buena forma de decirlo.

Rara vez es la vida blanca o negra, y las reacciones a la pregunta y a la respuesta fueron variadas

Otros no se unieron enseguida a criticar a la madre porque hacía falta contexto. Quizá su hija era difícil y beligerante y la madre no es tan malvada. Porque en el mundo perfecto, todos los padres aman a sus hijos, y todos los hijos quieren y respetan a sus padres.

Por desgracia, en este caso no había más contexto y juzgar era difícil. Pero sabemos dos cosas: que la madre era sincera con sus sentimientos sobre su hija y que a la gente le resulta repugnante la idea de que un progenitor no quiera a sus hijos.

Según donde vivas, dejas de ser responsable legal de tus hijos cuando cumplan 18, y desde esa perspectiva está bien “abandonarlos” como adultos, aunque parezca frío. Desde un punto de vista más humano, tu hijo no deja de serlo por cumplir cierta edad, y el vínculo debería durar toda la vida aunque no se viva bajo el mismo tejado.

Así reaccionó la gente ante la pregunta anónima