La gente se mete en discusiones tontas todo el rato. Normalmente son breves y se olvidan enseguida, pero en estos días, cuando tanta gente tiene acceso inmediato a la cámara de su móvil, estos altercados pueden convertirse en algo más de repente.

Esta discusión tuvo lugar en un centro comercial de Pittsburgh, Pensilvania. Esta mujer se enfadó porque no permitían que su hijo acariciara a un perro de servicio, y pasó de ser un simple malentendido a un video viral que han visto miles de personas.

Originalmente fue compartido en Facebook por la cuidadora de perros de servicio Megan Stoff, y tiene más de 2 millones de visualizaciones, haciendo que la gente alucine con la agresión de la madre. Es, o debería ser, un hecho conocido, que los perros de servicio están ahí para asistir a personas con circunstancias o requerimientos especiales, y no hay que interferir con su trabajo. Se puede hacer una petición educada, pero no es no, y esta madre no lo entendió.

Had this crazy experience yesterday at the mall where some lady asked if she could pet the dogs. People ask us all the time so I just said, “no.” All the dogs are working so it’s my go to answer. And they walked away. No big deal right? This lady went out of her way to come back with her child and yell at us for saying “no” and for not saying, “nO iM sOrRy ThEy’Re TrAiNiNg.” And we should “have a sign or something.” You mean the 20 patches on my dog that say don’t pet? ? Entitlement these days is real. They even got mall security because we said they couldn’t pet the working dogs. ?? Security said that the lady was crying ? So much harassment for just saying no. This video is public and is shareable. There was no common sense here.

Posted by ML Leigh on Thursday, December 20, 2018

El grupo había quedado en el centro comercial, para conocerse como cuidadores de perros de servicio. Uno de los del grupo, Ciarán Williamson, no entendía por qué ese “no” molestó tanto a la madre, y tras venir seguridad, decidió que ya bastaba, y se fue a casa. “No me importa que me pregunten si pueden acariciar a mi perro, pero normalmente tengo que decirle que no a la gente.  No me molesta salvo que sea un día o un ambiente muy estresante en el que tenga problemas para hacer lo que necesito.”

Image credits: ML Leigh

“Prefiero que la gente pregunte a que simplemente se agache y los toque, lo que ocurre cada día… pero no siempre tengo la energía para explicar lo que hace el perro o por qué no se le puede acariciar. Tengo autismo y a veces no puedo hablar de forma eficiente o explicar lo que quisiera. Puedo indicarlo negando con la cabeza, y quiero que eso sea respetado. También nos hacen fotos sin permiso, y es muy incómodo, quisiera que no lo hicieran.”

“Si alguien tiene un perro de servicio en primer lugar, significa que tienen alguna discapacidad, y seguramente ya lo estén pasando mal. Hay que usar el juicio para saber si es apropiado pedir  acariciar (si el perro lleva un chaleco que dice no acariciar, por ejemplo). Solo lo permito en situaciones muy específicas en las que me puedo centrar en su atención y saber que no necesito que trabaje en ese momento.”

Image Credits: Ciarán Williamson

“Por desgracia, la gente a menudo no me tiene en consideración respecto a esto la mayoría de veces. Se agachan y hablan con el perro, o acarician sin preguntar. También asumen que soy maleducado, en vez que no puedo oírlos, cosa que pasa a menudo. Me preocupa qu sigan haciendo esto.”

“Mi perro Clover lo está haciendo muy bien en su entrenamiento, tiene una página de Facebook que inicié recientemente para que la puedan ver y hacerme preguntas si sienten curiosidad. Me gusta hablar de mi perro, pero no mientras estoy haciendo la compra. Está acostumbrada a que los extraños se le acerquen, pero es muy amigable y extrovertida y disfruta la atención, por eso la gente puede ser  una gran distracción para ella, y tenemos que trabajar en ello. La gente no piensa en eso cuando les molesta no poder acariciarla.”

Esto es lo que dijo la gente sobre esta situación: