A veces una madre tiene que hacer lo que hay que hacer, aunque no se sienta con ganas.

Lynn Marie, que vive en Indiana, hace poco publicó un TikTok en el que confesó que no le emociona mucho jugar a las muñecas con su hija. “Anoche, mi hija me pidió que juegue con ella y odio hacer eso”, contó en el video. “Salimos a caminar o hacemos otras cosas pero no me gusta jugar a las Barbies con ella. Me siento terrible porque es mi única hija”.

Sin embargo, Lynn finalmente accedió al pedido de su hija, y aunque dijo que sus esfuerzos fueron “desganados”, para la niña significaron muchísimo.

A pesar de eso, el mensaje subyacente en el TikTok de Lynn —que está bien si no disfrutas de cada momento de tu camino como padre, y está bien normalizar todas tus emociones— realmente tocó una fibra sensible en los corazones de los padres y madres en la plataforma. Más de un millón de personas vieron el video.

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Image credits: backbreaker_lynn

Y está muy bien que Lynn se haya esforzado. Aunque a veces se piense que es algo que hacen solo por diversión, jugar es en realidad una parte crucial en el desarrollo de los niños. Esta actividad contribuye al bienestar cognitivo, físico, social y emocional de los niños, y les ofrece una buena oportunidad a los padres para relacionarse con sus pequeños.

Es importante que los niños interactúen y se relacionen con el mundo a su alrededor. Jugar les permite crear y explorar un mundo que pueden controlar, y así conquistar sus miedos mientras juegan a ser adultos, a veces junto con otros niños u otros adultos.

A medida que los niños conquistan su mundo, el juego les ayuda a desarrollar nuevas competencias que los lleva a aumentar la confianza y la resiliencia que necesitarán para afrontar desafíos futuros.

Además, jugar les permite aprender a trabajar en equipo, a compartir, negociar y resolver conflictos, y aprender a defenderse a ellos mismos.

Cuando se les permite jugar libremente, los niños ponen en práctica sus habilidades para tomar decisiones, moverse a su propio ritmo y descubrir sus áreas de interés, y finalmente dedicarse a las pasiones que quieran seguir.

@backbreaker_lynnParenting is hard, even when it’s easy. The little things really are the big things. Who knew?! #momsoftiktok #parenting #10minutes♬ original sound – Lynn Marie

Muchos padres sienten lo mismo

Y algunas personas los animaron a seguir jugando con sus hijos