Hay miles de perros en refugios esperando a ser adoptados. Y mientras les llega el hogar que merecen, dependen de los empleados y voluntarios de los refugios para cuidarles y hacerles compañía. Es el trabajo más satisfactorio que puede hacer un amante de los perros, y lo cierto es que lo hacen lo mejor que pueden para proporcionarles amor y cuidados.

Más información en: Instagram | Facebook | dogstrust.org.uk

Sin embargo, hay una anciana en particular que sobresale entre estos voluntarios. Se llama Maisie Green, tiene 89 años y vive en Reino Unido. Ha estado tejiendo más de 450 mantas para ayudar a los perros del refugio a estar calentitos durante las frías noches en las perreras.

Hace un par de años, un refugio para perros en Inglaterra llamado Dogs Trust propuso una iniciativa, invitando a la gente a tejer abrigos para perros.

“Se te dan bien las agujas o hacer ganchillo? Buscamos a personas habilidosas para contribuir con abrigos para los perros, para nuestro proyecto de Navidad,” escribió el refugio en su página de Facebook.

Esta iniciativa ha ayudado a los indigentes con perro a mantener calentitas a sus mascotas durante el frío invierno.

La idea de ayudar a los animales tejiendo le encantó a Green, ya que a ella le gusta tejer y se le da muy bien, así que, ¿por qué no usarlo para ayudar a quienes lo necesitan?

“Me encanta tejer y me encantan los perros, así que esto combina maravillosamente. Tardo 3 días en tejer una manta y un día en hacer un abrigo para perros. Me mantiene ocupada, y a menudo tejo mientras veo la tele. Me encanta poder ayudar de algún modo a los peludos del refugio,” dijo la señora Green.

Y parece ser que ya lleva 3 años realizando sus buenas acciones. Dona sus mantas y abrigos 3 veces al año, y con ayuda de su familia, suele traer más de una docena de estos cada vez, todo hecho a mano.

“Maisie nos trae regularmente sus donaciones y estamos muy agradecidos por su apoyo. Con el frío del invierno, los perros están encantados de usar sus mantas, y les encanta estar tan cómodos,” dijo el gerente de Dog Trust en Basildon.

Así reaccionó la gente: