La forma en que una pareja resuelve sus conflictos es lo que, a menudo, determina si la relación se mantiene firme o se desmorona por completo. Pero que una conexión se mantenga en el largo plazo requiere que seamos capaces de trabajar y reflexionar sobre nosotros mismos. Debemos despojarnos de nuestras falsas creencias y hábitos disfuncionales si queremos pasar el resto de nuestra vida junto a otra persona.

Pero, según la usuaria de Reddit u/Throw_A3632ESD4, su esposo aún no se ha dado cuenta de esto. Hace poco, la mujer realizó una publicación en el subreddit “¿Soy el idiota…?” sobre un problema en particular que ha tenido con su marido. Verán, aunque ella no tiene problemas en ser el único sostén de la familia mientras su esposo se encuentra desempleado, a u/Throw_A3632ESD4 no le parece bien gastar más de $80 mensuales de suscripción a diversos canales de streaming cuando ese dinero podría destinarse a aquellas cosas que sus hijos necesitan.

Cuando la usuaria intentó decirle esto a su esposo, el hombre acabó enfureciéndose y echándole la culpa diciendo que era ella quien tenía malos hábitos a la hora de comprar. Continúen leyendo este artículo para saber qué es lo que realmente sucedió y cuéntennos en la sección de comentarios quién les parece que es el culpable en esta situación y por qué.

Image credits: Unsplash (no es la foto real)

Image credits: Throw_A3632ESD4

La psicóloga Amie M. Gordon afirma que cada pareja tiene al menos un conflicto recurrente. Para saber cuáles eran los conflictos más comunes, Gordon realizó un estudio a 100 parejas cohabitantes en las que cada miembro votaba si estaba de acuerdo o en desacuerdo con su pareja con respecto a 15 temas diferentes.

“El mayor porcentaje de las personas declaró estar siempre en desacuerdo en cuanto a las relaciones familiares (un 3%) pero, al mismo tiempo, la mayor parte de la gente afirmó que siempre o casi siempre se encuentra de acuerdo sobre la familia (un 58%)”,  mencionó Gordon al explicar sus conclusiones. “Las cuestiones religiosas y las finanzas también fueron temas que presentaron un alto porcentaje de desacuerdo (2,5%). Pero como sucede con los temas familiares, las cuestiones religiosas también recibieron un alto porcentaje de gente que afirmó estar siempre de acuerdo con su pareja (37%). Parece ser que para algunas personas, los asuntos relacionados con la familia y la religión son temas recurrentes pero, para muchas otras, raramente o casi nunca resultan algo con lo que estar en desacuerdo. En general, los tres temas principales sobre los que la gente informó estar mayormente en desacuerdo fueron: las formas de comunicación, los convencionalismos (o la forma indicada en la que actuar) y el sexo, seguidos inmediatamente por las tareas domésticas y las finanzas.

Gordon comentó que otros investigadores obtuvieron resultados similares. “En un estudio único en el que participaron más de 1.000 personas, la comunicación fue votada como la fuente más común de conflictos junto con los hábitos, los quehaceres domésticos y las finanzas. Más de un tercio de los participantes eligió la toma de decisiones, el pasar tiempo juntos, el sexo y el tiempo frente a la pantalla como las principales fuentes de conflicto”.

“Pero con estas listas, las principales fuentes de conflicto pueden a su vez depender de los demás temas que se incluyeron dentro de ellas. En lugar de darle una lista a los participantes, los investigadores también intentaron preguntarles a las parejas sobre qué solían discutir. Un grupo de investigadores (Lopes et al., 2020) encuestó a algunas personas para identificar cuáles eran las razones más comunes de conflicto y descubrieron ocho temas principales: Falta de atención/afecto, celos/infidelidad, tareas del hogar/responsabilidades, sexo, control/dominio y planes a futuro/dinero”.

Las parejas invierten grandes cantidades de tiempo, dinero y energía en aprender a comunicarse de una mejor manera bajo la creencia de que, al aprender a comunicarse mejor, podrán superar todos los problemas que se les presenten. Después de todo, la comunicación se señala como una de las principales fuentes de conflicto.

La asesora en relaciones Jessica Brighton cree que hablar sobre los problemas es lo mejor que pueden hacer las parejas cuando tienen una discusión.

“La clave para resolverlo es la comunicación y saber cuáles son las situaciones por las que vale la pena discutir”, le dijo a Bustle. “Deben tener una larga conversación para saber cuáles son sus sentimientos al respecto y qué es lo que opina cada uno. Si les parece que no podrán ponerse de acuerdo, consensuar que nunca llegarán a coincidir el uno con el otro puede llegar a ser el mejor plan de acción”.

Brighton señaló que nada es perfecto, pero que es necesario enfocarnos en el lado positivo de la situación y replantearnos nuestra perspectiva si lo que queremos es seguir juntos.

“Todos tenemos que lidiar con cosas negativas y situaciones desagradables en otros ámbitos de nuestras vidas”, afirmó. “¿Por qué querríamos tener un problema más en nuestras vidas personales? Si crees que los aspectos positivos de tu relación superan a los negativos, entonces sugiero que te aferres a la positividad y felicidad que te da tu relación, y te enfoques menos en lo negativo”. 

Así que espero que u/Throw_A3632ESD4 y su esposo puedan encontrar una solución a esto.

Según algunos usuarios, el esposo es quien está equivocado

Mientras tanto, otros respondieron que ambos deberían reconsiderar su accionar