Como millones de estadounidenses, Cara Fields y su marido se han visto forzados a trabajar desde casa para evitar la expansión del coronavirus. La pareja también ayuda a sus hijos con sus clases online y tienen las mismas dificultades que tenemos todos ahora mismo. Cara es jefa de marketing en Elanco, una compañía de salud animal en Indiana, y afirma que el equilibrio que tenía entre trabajo y vida, ahora se ha convertido en una sola cosa.

Así que a su marido se le ha ocurrido una forma genial de hacer que Cara (y sus compañeros) se rían un poco, ya que lo necesitan. De vez en cuando, cuando ella se encuentra en una videoconferencia de trabajo, el marido de Cara se coloca casualmente en el fondo, llevando divertidos disfraces.

Más información en: LinkedIn

Image credits: Cara Fields

Image credits: Cara Fields

Después de que Cara compartiera las fotos de las bromas de su marido en LinkedIn, se volvieron virales enseguida. “Siempre le ha encantado ponerse cosas ridículas en público para avergonzarme. Así que cuando convertí el cenador en una oficina donde la cámara enfocaba a la mesa, vio la oportunidad de avergonzarme durante la pandemia.”

Image credits: Cara Fields

Al principio, el marido de Cara solo se ponía cosas que ya tenía, como su sombrero vaquero, su equipo de caza o camisas hawaianas. Pero todo se empezó a salir de madre. “Sus amigos empezaron a mandarle por correo disfraces de Halloween. Me han dicho que aún hay más en tránsito,” dijo Cara.

Image credits: Cara Fields

Los contactos de Cara en LinkedIn no son los únicos que adoran las tonterías de su marido. “A mis compañeros les encanta. Es muy raro ver a un equipo de gente riéndose mientras presentas algo y luego darte cuenta de que algo ridículo ocurre detrás de ti.”

Image credits: Cara Fields

“Ellos casi siempre le ven antes que yo. Definitivamente, ha ayudado a la gente a acordarse de parar y reirse en estos tiempos.”

Image credits: Cara Fields

La pandemia nos ha enseñado mucho sobre trabajar en casa y parece que mucha gente lo prefiere, casi un 60% de estadounidenses. Parece que el marido de Cara es uno de ellos.

Image credits: Cara Fields

A todos les encantaron sus esfuerzos para sacarles una sonrisa: