La llegada de una mascota suele cambiar nuestra vida para bien; ya sea que la busquemos activamente o que llegue cuando menos lo esperamos, ese ser especial aparece para completar la familia. Cuando el destino hace que nos crucemos con esas criaturas tan puras, significa que el amor incondicional y la compañía han llegado en forma de cuatro patas, plumas y otras variantes.

Detrás de cada adopción hay una historia particular: algunos llegan de pequeños y otros con más experiencia en la vida; están los que tuvieron circunstancias desafortunadas y lograron toparse con alguien dispuesto a amarlos sin condiciones o aparecen en momentos singulares del adoptante. Hay un mundo de relatos que se pueden contar del antes y el después de nuestros mejores amigos, pero es un hecho que en todos los casos tuvimos suerte en cruzarnos con ellos. 

Hoy vamos a conocer algunas de esas historias que seguro lograrán sacarles una sonrisa. En Twitter fue viral el siguiente tuit de la usuaria Dra. Peluche: “A ver, quiero los cómo empezó/ cómo va de sus mascotas porque se nos está bajando la fiebre mundialista y necesitamos serotonina”. Con la intención de animar un poco las cosas, se le ocurrió abrir la puerta para que los demás tuiteros compartan un poco sobre sus queridos amigos. Esta tendencia en la popular red social surgió como medio para comparar el inicio y avance de una relación, y ahora se puede aplicar en cualquier contexto: esta vez nos regaló una gran dosis de ternura animal.

Créditos de la imagen: drapeluche

Miles de personas no quisieron perderse la oportunidad de presumir a sus adorables mascotas. Las hay de todos los colores y formas, desde perros y gatos, pasando por pájaros, conejos, gallinas, patos, chinchillas y hasta ovejas y cabras; pues, a un compañero de vida se lo puede encontrar en muchas especies.

No son pocos los que tuvieron una vida dura, en la calle y desprotegidos, por eso emociona que hayan encontrado el amor de una familia que cuida de ellos, ¡esa es la felicidad que conlleva adoptar! Algunas imágenes del antes pueden ser desgarradoras, se ve a los animales muy vulnerables y lastimados; el después es una muestra de que el cariño, la paciencia y el tiempo lo curan todo.

Podemos leer algunas historias que nos sumergen en la dura realidad de los animales callejeros. “Cómo empezó: Con 2 semanas de nacida (rescatada) tenía parvovirus y me dijeron que se iba a morir, yo la interné y no me importó. Cómo va: Es la única dueña de mi corazón”, dice esta usuaria que no dudó en luchar por la vida de su perrita.

“Encontrada en un basural con más de 35°, desnutrida, deshidratada, llena de garrapatas y con enfermedad transmitida por garrapatas. Además se le fracturó la pata y le quedó como pata de palo. Pero ahora es muy feliz junto a dos hermanos perrunos, también rescatados de la calle”, nos comparte la dueña de una adorable perrita negra.

“Cómo empezó *rescatado de la calle* / Cómo va *durmiendo, recibiendo amor y jugando con agua* Adopten. Siempre”, enfatiza esta tuitera que comparte imágenes de su precioso gato, y estamos de acuerdo con el mensaje.

Y acá podemos ver como le festejan su cumpleaños a este simpático perrito que espera ansioso su torta. “Ayer cumplió 4 años con nosotros, se dejó poner su gorrito de cumpleaños y le hicimos una tortita improvisada”.

Nunca es mal momento para apreciar a nuestras mascotas, ellos solo piden una oportunidad para vivir junto a nosotros una vida feliz. A cambio, nos darán su amor y amistad eternos. Los momentos divertidos y adorables que pasamos a su lado le dan color a nuestra vida, uno cálido y vibrante. 

Son muchos los beneficios que una persona puede encontrar cuando toma la decisión de incorporar una mascota a su familia. Según estudios, los animales tienen un impacto positivo en la salud psicológica y física, además de social de un individuo.

Los animales ayudan en el bienestar mental de las personas que los cuidan: pueden reducir el estrés —los perros fomentan el ejercicio físico y se ha demostrado que el carácter de los gatos es un aliado para combatir la ansiedad—; además, al acariciar una mascota se libera la hormona de la oxitocina, y, como consecuencia se obtiene efecto calmante. Gracias a ellas también hay menos probabilidades de sufrir de soledad y depresión, su presencia es un constante estímulo que brinda una sensación de seguridad, protección y afecto; el tiempo compartido provoca la liberación de hormonas como la serotonina y la dopamina que ayudan a sentirnos mejor.

Una de las ventajas en la salud física pueden ser la reducción de probabilidades de sufrir asma o ayudar al sistema inmunológico en general. Según el sitio BBC News Mundo: “Está científicamente comprobado que la exposición a los alérgenos, una sustancia que puede provocar una reacción alérgica, durante el crecimiento reduce el riesgo de que una persona sufra de asma y rinitis alérgica en el futuro”, explican. “Por lo tanto, pasar una infancia en contacto cercano con animales no solo es beneficioso para el aspecto psicológico, sino también para el físico”. Además el cuidar de un animal, especialmente de un perro ayuda a la persona a mantenerse activa, con los beneficios posteriores que genera esto; también se reduce el ritmo cardiaco. 

See Also on Bored Panda

Tener un animal de compañía enseña lo que significa la responsabilidad ya que requieren cuidados para mantener su calidad de vida, lo que representa un gran beneficio educativo para los niños. Asimismo, existe una ganancia en el plano social, ya que promueve  la construcción de vínculos sociales al encontrar un punto en común con otras personas. 

Por estos y otros motivos, hay varias terapias que incluyen la participación de animales, como la equinoterapia y la terapia con animales de compañía; esto  los vuelve un gran aliado del ser humano y su calidad de vida. 

Cabe mencionar que los animales también se benefician de estas interacciones con los humanos, como el bienestar mental que obtienen al forjar un vínculo fuerte con su dueño y, cuando se topan con alguien responsable y dispuesto a amarlos, gozan de una vida estable y saludable. Es importante concientizar sobre el respeto a los animales pues, ¡ellos se merecen lo mejor!

Y ustedes, queridos Pandas ¿aman tanto a los animales como nosotros? ¿Tienen alguna historia del antes y después de una mascota para compartirnos? ¡Cuéntennos en la sección de comentarios!

See Also on Bored Panda