Imagina tener que separarte de tu ser querido por primera vez en más de 50 años. Para Tom y Arnisteen Clark, de Georgia, parecía que tener que estar ingresados en el hospital Piedmont les obligaría a no estar juntos. Ya que ambos estaban en la planta de cirugía ortopédica donde ninguna de las habitaciones es para dos, tenían que estar separados.

“No puedo separarme de ella,” dijo Tom Clark de 96 años al personal del hospital. La última vez que lo hizo fue en la guerra de Corea. “Es la mejor mujer del mundo.”

El hospital estuvo de acuerdo con el señor Clark. “Uno de nuestros encargados, Tina, nos ayudó con el personal de la clínica para  saltarnos e ir más allá con un permiso especial de visitas,” dijo un miembro del personal. “El podía sentarse allí con ella unas pocas horas cada día.” El señor y la señora Clark llevan 68 años casados, y ya han sido dados de alta y trasladados a rehabilitación.

Más información en: piedmont.org | Facebook (via: abcnews)

Tom (de 96 años) y Arnisteen Clark (de 92) no se han separado desde la Guerra de Corea

Créditos de la imagen: Piedmont Fayette Hospital

Tenían que ser hospitalizados y les dijeron que tenían que ponerles en distintas habitaciones. Tom dijo que “no podía separarse de ella. Es la mejor mujer del mundo”

Créditos de la imagen: Familia Clark

Por suerte, el personal del hospital estuvo de acuerdo en hacer una excepción especial para estos amantes ancianos, ya que estar separados claramente “les rompía el corazón”

Créditos de la imagen: ABC News