Un enorme minion hinchable de unos 10 metros en la zona de Santry (Irlanda del Norte) se soltó de sus anclajes y se fue flotando fuera de control, causando el caos en la carretera (y algunas risas) en el proceso.

Por suerte, la breve y temeraria escapada del Minion terminó de forma relativamente segura, solo con un coche que perdió un espejo retrovisor por su culpa. El ayuntamiento de Santry está investigando si se violaron las normas de seguridad cuando se estaba inflando el minion, y esperamos que también estén fortificando la ciudad contra una posible e inminente invasión de minions gigantes.

Más información en: journal.ie

“No estoy segura de como se soltó, solo lo vi volando a través de la carretera,” dijo Erin, una testigo.

Antes del accidente, se vio al minion siendo inflado tras unos barrotes

Por desgracia, los barrotes (y sus anclajes) no consiguieron mantenerle encerrado

El minion escapó y creó el caos en Santry, al norte de Dublín

No causó ningún herido, solo un conductor perdió un espejo retrovisor

Por suerte, la policía llegó a tiempo para evitar que causara más estragos

La dominación del mundo tendrá que esperar