Rain Dove, una persona no-binaria que trabaja como modelo, tiene una política única de responder con amabilidad a quienes le escriben en Instagram, incluso si algunos de esos mensajes carecen de ella en principio.

Cuando le preguntan si “es hombre o mujer”, dice que “Yo soy yo”. Los mensajes crudos y violentos son respondidos con preguntas sobre qué tal va su día, da cumplidos a cambio de insultos y usa el humor y lo absurdo ante preguntas incómodas. Y puede que suene un poco new age, pero a veces Dove descubre que responder a alguien con compasión e interés es suficiente para hacerles examinar de nuevo sus reacciones iniciales sentenciosas.

Image credits: Rain Dove

Esta vez, el mensaje procedía de una madre enfadada y confundida porque su hija le había pedido un binder, una prenda que aplana el pecho. Dove no perdió la calma, preguntó a la madre sus razones por las que se sentía así y logró convertirlo todo en un momento de aprendizaje apelando a la preocupación por el bienestar de la hija.

Image credits: Rain Dove

Es cierto lo que dice Dove: ocultar el pecho con cualquier material que puedas conseguir en vez de con un artículo hecho profesionalmente para ello es peligroso, y sufrir en soledad problemas de salud mental que crees que no puedes decir a tus padres, también lo es. Si quieres que tus hijos sientan que te lo pueden contar todo, proporcionarles el ambiente en el que puedan explorar su identidad de forma segura y acudir a ti si necesitas ayuda es crucial.

Image credits: Rain Dove

Los comentaristas se inspiran por este método de Dove: ser incansablemente amables con las personas que escriben, intentando llegar al fondo de sus preocupaciones y encontrar el lado humano. No todo el mundo puede hacer lo que hace Dove, y no queda duda de que no es sencillo: algunas de sus publicaciones muestran que no todo el mundo queda conmovido por su táctica. Es comprensible no querer responder a alguien que te envía furiosas acusaciones o te insulta online, y no deberías sentirte obligado a ello.

Pero sorprendentemente, Dove demuestra que el enfado puede a veces ocultar preocupación por algo más profundo, y un poco de compasión puede animar a la gente a ver las cosas de modo distinto.