Sara Easter, fotógrafa de Texas, documenta la vida diaria de sus 3 hijos de 4, 7 y 9 años, y sus espontáneas fotos nos dan ganas de tener hermanos a quienes no los tuvimos.

"Empecé a hacerles fotos por la misma razón que todos los padres, quería recordar cómo eran. Por eso me rendí enseguida de intentar que posaran, quería fotos de ellos haciendo lo que hacen normalmente, siendo ellos mismos, porque eso es lo que quería recordar," dijo Easter.

Ver lo rápido que cambian sus hijos fue lo que motivó a Sara para continuar. "Miro las fotos de hace un año y no solo mis hijos parecen distintos, también sus cuartos, sus juguetes, sus formas han cambiado. Constantemente intento captarlos antes de que vuelvan a cambiar. Quiero que tengan algo de sí mismos para compartir con sus hijos y nietos. Pero sobre todo quiero que se vean como yo los veo a través de estas fotos. Son salvajes, creativos, divertidos, amables, cariñosos, tontos y listos. Espero que puedan ver todo eso reflejado en la forma que los retrato."

Más información en: saralizphoto.com | Facebook | Instagram (via: popsugar)

See Also on Bored Panda
See Also on Bored Panda
See Also on Bored Panda