Este gato con la cara tan rara se llama Monty y vive en Copenhague con otros dos compañeros felinos. Debido a una anormalidad en sus cromosomas, Monty nació sin hueso nasal, y por eso tiene esos rasgos únicos y adorables.

Sus dueños afirman que fue su particular carita y su disposición pacífica lo que les hizo decidirse cuando intentaban adoptar un gato de un refugio. Monty tenía entonces 3 años. Por desgracia, la falta de este hueso hace que tenga algunos problemas respiratorios y que estornude mucho… ¡pero es adorable igualmente!

Más información en: Facebook | Redbubble

Sus dueños lo adoptaron hace un año, cuando Monty tenía 3 y estaba en un refugio de animales.

“El no tener hueso nasal aún le afecta y le hace estornudar.”

“Su personalidad es totalmente poco habitual y lo demostró desde el principio.”

“En el refugio, Monty compartía su espacio con más gatos y aunque algunos de ellos fueron agresivos con él, Monty siguió calmado, sin ganas de empezar una pelea.”

 “Monty también tiene tendencia a hacerse pis cuando está dormido, debido a un problema de vejiga.”

“El pobre no se da cuenta cuando ocurre, pero cuando descubre lo que ha hecho se avergüenza mucho. Intentamos que no lo pase tan mal por esto, ya que es un problema sin solución y tiene que aprender a vivir con ello.”

“Le encanta tumbarse en el regazo y por la noche nos acompaña, sin dejarnos hasta que nos despertamos. Sin embargo, su lugar favorito es en brazos de su dueño, Michael.”

“Monty casi nunca se asusta, hasta le gusta ir al veterinario, es muy valiente.”

“Nos gustaría que Monty ejerciera de embajador para otros gatos con deformidades que pudieran no parecer perfectos a ojos de los demás.”

“También queremos llamar la atención sobre el hecho de que tener distinto aspecto no es óbice para ser fantástico.”