Hay fotógrafos que siempre encuentran un modo de traer un soplo de aire fresco al popular subgénero de la pintura con luz, como Stephen Orlando de Ontario. En sus fotos consigue capturar el hipnótico movimiento repetitivo de nadadores y gente que navega en piraguas y canoas, convirtiendo esos patrones en preciosos tejidos de luz.

Orlando usa en sus fotos luces LED programables que pueden parpadear o cambiar de color cada cierto tiempo, y así es como se aseguró de que cada golpe de remo quedara capturado. Con una exposición de 20 o 30 segundos, la piragua se vuelve invisible, pero el rastro de luz que deja mientras rema se recoge y se convierte en una elegante iluminación.

Este fotógrafo tiene muchas más pinturas con luz hechas con larga exposición en otras actividades distintas, ¡no te olvides de verlas en su web!

Más información: motionexposure.com | Facebook | Instagram (via: colossal)

Piragua

Canoa

Nadador