Tatiane Freitas repara muebles viejos, pero en vez de intentar restaurar su aspecto antiguo, utiliza acrílico transparente. Su colección de creaciones se llama “Mi vieja silla nueva” y los resultados crean una ilusión óptica cautivadora.

El método de Tatiane es similar al kintsugi japonés (el arte de reparar alfarería rota con distintos materiales, incluidos oro,plata o platino). Arregla la parte rota, pero también la incluye como parte del objeto más que ocultarla sin más.

Una de estas obras de Tatiane consiguió ser incluida en la exhibición Clairvoyance en Guy Hepner de Nueva York.

Más información en: tatianefreitas.com | Instagram (via: colossal)