Estamos en esa época del año en que la gente se encuentra en lo alto de su fase “Nuevo año, nuevo yo”, y seguro que muchos aún no se han cansado. Para los que no hacemos propósitos de año nuevo, puede ser algo cansino, con los amigos preparando recetas veganas, llenos de energía gracias a la falta de alcohol y practicando yoga. Mientras tanto, los gimnasios se llenan de desconocidos con deportivas limpias y licra elástica, subidos con determinación e intensidad en las cintas de correr.

Sin embargo, inevitablemente todos comienzan a cansarse y en un mes o dos se vuelve a la normalidad. Sobre todo ir al gimnasio puede ser una experiencia difícil para los nuevos, con tantas máquinas de aspecto complicado y técnicas de levantamiento de pesas que lleva tiempo aprender. Lo último que esta gente nueva necesita es a un puñado de ratas de gimnasio riéndose de tus esfuerzos en ejercitarte, ya que esto solo podría ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. (Imagen de Facebook: shutterstock / Morakot Kawinchan)

Image credits: shutterstock / Motortion Films

Así que cuando alguien fue a Reddit a pedir consejo para que los nuevos se adapten al gimnasio con las menores molestias, muchos ofrecieron su ayuda para hacer la vida más fácil a los demás. Pero hubo una historia que sobresalió por encima de las demás, porque muestra la importancia de la comprensión y la empatía. Puede que esa mujer haciendo cosas raras en una de las máquinas te moleste un poco, pero recuerda que tú también tuviste tus primeros días en el gimnasio. Lo que la gente necesita en un ambiente nuevo e intimidante son ánimos y apoyo.

Esto es lo que dijo la gente sobre esta inspiradora historia: