¿Alguna vez han sentido que todas las responsabilidades del mundo se encuentran sobre sus hombros y que todo el mundo espera que se hagan cargo de ellas? Esto es exactamente con lo que tiene que lidiar esta redditora, una mujer de Illinois quien, no solo está embarazada y trabaja 12 horas diarias, sino de la que también se espera que cuide al holgazán de su marido, que trabaja desde casa.

Este drama familiar comenzó cuando el hombre se quejó con su madre y su suegra de que su esposa no hacía muchas de las tareas del hogar. Desde ese momento, ambas comenzaron a criticarla por no cuidar adecuadamente de su marido y señalar que ni siquiera le preparaba comida casera todos los días.

Pero esto no termina aquí, una de sus amigas también estuvo de acuerdo con que ella era la que estaba equivocada en esta situación. Los invitamos a leer esta historia y comentarnos sus opiniones, queridos pandas. Personalmente, no puedo imaginarme a nadie culpando a una mujer embarazada por no hacer los quehaceres del hogar, menos aún cuando trabaja a horario completo y su pareja es un adulto con todas las facultades para poder cuidar de sí mismo.

Esta mujer embarazada contó que su familia la acusó de ser una haragana cuando, en realidad, trabaja 12 horas por día

Image credits: Ridofranz (no es la foto real)

Tanto su madre como su suegra esperan que ella cuide mejor de su marido, un adulto que trabaja desde casa

Esta mujer actualizó la historia para dar un poco más de información

A través de algunas actualizaciones en la publicación, esta mujer embarazada explicó que la única persona que parece apoyarla es su hermana gemela, quien vive en otro continente.

Mientras tanto, la mujer destacó que su esposo estaba comenzando a modernizar su perspectiva sobre las relaciones desde el momento en que comenzaron a salir. Sin embargo, volvió a su “mentalidad machista” una vez que se casaron y recibieron la noticia de su embarazo. 

Hace un tiempo, conversé con el investigador Eddy Ng sobre cómo el embarazo puede afectar a la manera en que tus empleadores y compañeros te perciben tanto a ti como a tus habilidades y nos explicó que los prejuicios en el ámbito laboral existen desde hace mucho tiempo. 

“Tanto los gerentes como los compañeros desarrollan cierto prejuicio hacia las empleadas embarazadas y, durante este período, las consideran menos competentes o productivas. Por esta razón, muchas empleadas deciden ocultarles sus embarazos a los empleadores”, le comentó a Bored Panda con anterioridad.

“Las empleadas deben saber que son valoradas antes y después de su embarazo mientras que los empleadores deben proveerles las comodidades necesarias, incluyendo aquellas como ajustar su carga horaria, para que puedan mantener su puesto después del embarazo. También se necesita concientizar y formar a los gerentes para que puedan darles el apoyo necesario a sus empleadas gestantes”.

Esta mujer —quien más tarde eliminó su cuenta— recibió el apoyo abrumador de toda la comunidad de AITA, la cual le dio la razón ante esta situación. El tipo de presión que recibía por parte de todo su entorno era inhumana, por no decir que también era muy poco realista.

Esto parece muy absurdo si consideramos el siglo en el que vivimos y, para ser honesta, hasta podría haber causado cierto desconcierto si hubiera ocurrido en tiempos donde la sociedad tenía ideas más tradicionales sobre los roles de género.

Estas fueron las opiniones de algunos usuarios sobre la historia. Como era de esperarse, la mayoría se horrorizó sobre la manera en que todos trataban a esta mujer