Trabajar junto a alguien todos los días no es tarea fácil. Según pasa el tiempo conoces mejor a tu compañero, y te guste o no, tenéis que intentar ser lo más amable posibles los unos con los otros. Ya que, después de todo, pasáis mucho tiempo juntos. Para algunos, es incluso más difícil si su compañero tiene distinta cultura o religión, y puede ser un poco más duro respetarse el uno al otro a pesar de tener modos de vida totalmente distintos.

Hace poco este musulmán llamado Umar compartió como le trata su compañero judío en el trabajo

Image source: Umar.ptl

“Me di cuenta de que Elliot era más amable que los demás cuando mencionaba halal/haram (permitido / no permitido) y sabía exactamente a lo que me refería. Incluso cuando algunos compañeros iban a comer carne o a beber cervezas, el sabía que no debían invitarme porque sabía que tenía que decir que no. Elliot conoce bien el Islam. Con el tiempo, me di cuenta de que realmente se preocupa por los demás y vela por sus intereses,” dijo Umar.

Mucha gente esperaba una historia completamente distinta, y se alegraron de que se convirtiera en una lección positiva para todos